jueves, 27 de enero de 2011

Diez razones para escribir para los niños - Isaac Bashevis Singer





Tengo más de 500 razones para escribir para los niños, pero con el fin de ahorrar tiempo, enumeraré solo 10:

1) Los niños leen libros y no críticas de libros. Los críticos les importan un pepino.

2) Los niños no leen para encontrar su identidad.

3) No leen para liberarse de un complejo de culpa, para satisfacer su ansia de rebelión ni para deshacerse del sentimiento de alienación.

4) Los niños no hacen uso de la psicología.

5) Aborrecen a la sociología.

6) No intentan siquiera comprender a Kafka.

7) Siguen creyendo en el Bien, en la familia, en los ángeles, en los demonios, en brujas, en los diablos burlones, en la lógica, en la claridad, en los signos de puntuación y en muchas otras cosas comprensibles.

8) Les gusta leer relatos interesantes y no comentarios, ni guías o notas que acompañan a textos.

9) Cuando un libro es aburrido, bostezan abiertamente sin sentimiento de culpa o temor a la autoridad.

10) No esperan de su escritor preferido que salve la humanidad. Por más jóvenes que sean, ya han comprendido que él no está en condiciones de hacerlo. Solamente los adultos tienen ilusiones tan infantiles.





18 comentarios:

  1. bellisimo texto nos regalas, esta asturiana te da las gracias por el y te manda un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Es verdad lo que dices Luis, por eso es tan difícil escribir para los niños y hacerlo bien. Yo no me atrevería..

    Gracias por tus sentidas y lindas palabras en mi post, y quedate tranquilo, que yo no le pego a dos teclas seguidas bien, últimamente.
    Gracias por todo Luis querido!!!

    ResponderEliminar
  3. Por si en algún momento se nos ocurre despreciar la literatura infantil.

    Todo un descubrimiento tu blog, un placer leerte.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Ay qué lindos que son los niños!!

    Amaba contarles cuentos a mis alumnos, sus caritas, sus ojos abiertos, las expresiones que hacían, el que se aburría y no soportaba que el de al lado estuviera entretenido y empezaba a molestarlo con un dedito corriéndole el pie, o desatándole el cordón, el que ni pestañaba, el que desde lejos se veía que era un soñador, ufff qué tiempos!!!

    Muchos de esos cuentos los inventaba en el momento y fui tan, pero taaaaan haragana que así como los conté, los dejé partir. No me tomé el trabajo de escribir ninguno. Me acuerdo uno de memoria, porque como les gustaba me lo pedían, tal vez debería escribirlo :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Además de todo eso, los niños experimentan libremente, saben y guian allá donde quieren llegar.
    Con solo una mirada y ganas de compartir una pelota, rompen barreras; ¿quieres ser mi amigo?
    Solo con un me perdonas, se olvida el daño.
    Por mi y por todos mis compañeros es su grito de generosidad

    Y porque de ellos es el futuro, y sus mentes son libres...

    ResponderEliminar
  6. Después de leerlo, sólo me queda decir: cuánta razón...

    ResponderEliminar
  7. Es verdad...¿Por qué no nos pondremos en la piel de los niños para entenderles? ¿Hasta qué punto hemos olvidado que alguna vez fuimos niños?
    Saludos,
    pat

    ResponderEliminar
  8. Genial!!!!

    Gracias por compartirlo!

    Besos!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  9. cada vez me pareces mas lindo, luis.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por el maravilloso poema que me has dedicado. Es precioso, en serio.

    ResponderEliminar
  11. Mi querido Luis, (espero que este comentario entre, porque estoy comprobando que varios que hice no han aparecido, aunque inicialmente los ví... y uno de ellos en tu post del día 24... aisss serán los fantasmines..) como siempre, un interesante post, los niños son tan de verdad.. que a veces cuesta mirarles de frente..porque ahondan cuando miran.. y dejan a uno desnudito..
    un abrazo de calor .. (te sigo siempre)
    isla

    ResponderEliminar
  12. ... increíble... la palabra de validación para dar entrada a mi comentario ha sido "quiera".. ufff.

    un beso
    isla

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos y a cada uno de los que dejan sus impresiones aqui.

    Bienvenidos los que llegan por primera vez:Saiko y Desilusionista.(ya estoy visitando vuestros blogs).

    Carmeloti:que bueno tu regreso por estos aires.

    Humo:hacia tiempo que no sabia de ti,ya estoy visitandote.

    Miralunas:se agradece tu apreciacion

    Isla: me encanto que la palabra que permita dejar tu comentario sea casi en forma imperativa ese palabra:quiera.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Estimadas amigas Pato y Beatriz:

    Debio confesarles que hubo una epoca de mi vida que solo leia libros para niños,especialmente Ende,Rodari y Rohal Dahl y me costaba mucho leer otra clase de literatura.
    Fue en el tiempo que componia canciones junto a los chicos.
    Aunque suene cursi,creo que era necesario para sintonizar con "mi niño interno".

    Pato:yo que vos intentaria escribir ese viejo cunto infantil y le pediria a alguien(niño o adulto) que lo ilustre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Pat.mm : te respondo con esta frase de Dumas:

    "¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte
    de los hombres? Debe ser fruto de la educación."

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Aún me encanta leer y muy de vez en cuando escribir historias para niños, también canciones.
    Deberia hacerlo con más frecuencia pues es me hace sentir muy bien.

    Gracias por recordármelo

    Estercita

    ResponderEliminar
  17. Ahora entiendo por qué no pude nunca encontrar diez razones para escribir a los adultos. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me encanta cuando me llaman niña... esa descripción es exactamente lo me pasa frente a un libro... jaja

    Mi abuela no escribía, si bien lo sabía hacer, se limitaba a las recetas, la lista de las compras o alguna que otra carta... pero cuando yo era niña me contaba cuentos, nunca los clásicos, todos eran inventados por ella...
    Cuando nacieron mis hijos, que ella nunca conoció, me hubiera gustado tener aquellas historias escritas para contárselas... :)
    Me trajiste hermosos recuerdos...
    Un beso

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN