domingo, 16 de enero de 2011

OLIVERIO



"Un libro debe construirse como un reloj y venderse como un salchichón." Oliverio Girondo

PUEDES JUNTAR LAS MANOS

La gente dice:
Polvo,
Sideral,
Funerario,
y se queda tranquila,
contenta,
satisfecha.
Pero escucha ese grillo,
esa brizna de noche,
de vida enloquecida.
Ahora
es cuando canta
Ahora y no mañana
Precisamente ahora.
Aquí.
A nuestro lado...
como si no pudiera cantar en otra parte.
¿Comprendes?
Yo tampoco.
Yo no comprendo nada.
No tan sólo tus manos
son un puro milagro.
Un traspiés, un olvido,
y acaso fueras mosca,
lechuga, cocodrilo.
Y después... esa estrella.
No preguntes.
¡Misterio!
El silencio.
Tu pelo.
Y el fervor,
la aquiescencia
del universo entero,
para lograr tus poros,
esa ortiga, esa piedra.
Puedes juntar las manos.
Amputarte las trenzas.
Yo daré mientras tanto
tres vueltas de carnero

Oliverio Girondo.






Dicotomía incruenta

Siempre llega mi mano
más tarde que otra mano que se mezcla a la mía
y forman una mano.

Cuando voy a sentarme
advierto que mi cuerpo
se sienta en otro cuerpo que acaba de sentarse
adonde yo me siento.

Y en el preciso instante
de entrar en una casa,
descubro que ya estaba
antes de haber llegado.

Por eso es muy posible que no asista a mi entierro,
y que mientras me rieguen de lugares comunes,
ya me encuentre en la tumba,
vestido de esqueleto,
bostezando los tópicos y los llantos fingidos.


Oliverio Girondo








9 comentarios:

  1. Preciosos poemas los que nos compartes.

    Gracias.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tan cotidiano como la vida misma... :)

    ResponderEliminar
  3. Yo que soy borgeano, siempre estuve receloso de Oliverio, el ladrón de Norah. Ladrón genial, por cierto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Este post me provocó un post. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. saludo a Oliverio que tanto placer me causa!

    y a ustedes, que lo eligen y yo elijo para contentura de mi alma!

    ResponderEliminar
  6. LLegué hasta acá por Marcelo y....me quedé.
    Lindo blog.

    ResponderEliminar
  7. Otra que llega a conocerte, qué lindo blog has ido construyendo, un abrazo desde el Pacífico

    ResponderEliminar
  8. Me encanta..me encanta OLiverio!!

    Besos

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN