martes, 1 de febrero de 2011

La lección del pato


Cuando dos patos se pelean, al separarse nadan en direcciones opuestas. Después, los dos baten las alas con fuerza varias veces para descargar el exceso de energía acumulada durante la pelea. Una vez que han sacudido las alas se van nadando pacíficamente como si no hubiera pasado nada.


Si el pato tuviera una mente humana, mantendría viva la pelea en sus pensamientos, tejiendo historias. Esta podría ser la historia del pato: “no puedo creer lo que acaba de hacer, se me acercó a menos de unos cuantos centímetros, seguramente se cree dueño del estanque, no tiene consideración alguna por mi espacio privado. Nunca más confiaré en él; la próxima vez con seguridad tramará otra cosa para molestarme, estoy seguro de que ya está tramando algo pero no lo toleraré; le daré una buena lección que nunca olvidará”.


Y así continúa la mente tejiendo sus historias, pensando y hablando sobre el asunto durante días, meses y hasta años. En cuanto al cuerpo, la lucha no ha cesado y la energía que genera en respuesta a todos esos pensamientos es emoción, la cual da lugar a más pensamientos todavía. Es lo que se convierte en el pensamiento emocional del ego. Es fácil ver lo problemática que sería la vida del pato si tuviera una mente humana. Pero es así como viven la mayoría de los seres humanos. Nunca ponen punto final a ninguna situación o acontecimiento. La mente y “mi historia” fabricada continúan con su ciclo interminable.

Somos una especie que perdió su camino. En toda la naturaleza, en cada flor o árbol, en cada animal, hay una lección importante para nosotros, si tan solo nos detuviéramos a observar y oír. La lección del pato es la siguiente: sacudamos las alas, es decir, dejemos atrás la historia y volvamos al único lugar donde reside el poder: el presente.”

Eckhart Tolle, en “Una nueva tierra. Un despertar al propósito de tu vida”.












12 comentarios:

  1. Pues sí, es una buena lección. Pero los patos no se pelean por la misma razón que se pelea el hombre. Pelean por instinto, el hombre por el poder.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. ... sin darle más vueltas... GENIAL!!!... que buena lección Luis..
    agradecida como siempre..

    "Somos una especie que perdió su camino ..." "sacudamos las alas, es decir, dejemos atrás la historia y volvamos al único lugar donde reside el poder: el presente.” (me la quedo para mí...)
    un abrazo enorme
    isla

    ResponderEliminar
  3. Cierto..muy cierto.

    Contaminamos nuestra vida con tanta mente.Y al final es todo mucho más sencillo.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ahora cada vez que vea un pato pensaré: maldito bicho, eres más listo que yo!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Brillantes todos los patos de esta historia!

    ResponderEliminar
  6. Pues, en buena hora que existen los patos. Nos dan una buena lección de vivir mejor en el aquí y ahora. :-)
    Recibe muchos saludos berlineses.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón y que gran maestro de vida eres, porque a menudo nos enseñas a vivirla, de forma mucho más profunda.

    Si yo por un solo día puediera olvidarme del pasado, de las personas que han pasado por mi vida, y no planificar futuros inciertos que siempre los adorno con problemas...sería feliz junto a una persona que solo quiere verme sonreir.

    ResponderEliminar
  8. Que patada la lección del pato, en lo único que nos parecemos a ellos en lo de cada 2 pasos una cagada

    Besos

    Estercita

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches, llegué hasta aqui, porque lei un comentario tuyo en el blog de Iganacio Reiva. Sobre la alquimia de la arcila...yo hago alfarería, y me encantó el comentario. Me dió curiosidad y heme aqui, intentando conocerte un poquito mas. Y me encontré con el relato sobre la naturaleza de los patos. Me gustó muchisimo, porque es útil, para la reflexión, una vez mas, los animales nos enseñanan, que imitarlos en su sencilla y desnuda verdad instintiva, nos ayuda a cambiar actitudes que no nos favorecen. Buenas elecciones las de tu blog. Un gusto. Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Qué bien, pero queeeee bieeeennnnn me viene leer este post hoy.

    IMPRESIONANTE.

    (me lo llevo)

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Y nos creemos que somos los seres más inteligentes....!!!
    Cuánto tenemos que aprender de lo animales....!!!

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN