miércoles, 3 de noviembre de 2010

Oracion del buen humor.




Los seres humanos nos hemos creado una máscara de seriedad, que como se sabe, no es más que una protección para hacerse respetar.

Las personas demasiado serias tienen miedo a ser descubiertas, a dejarse sorprender y se encierran en sus caparazones.
Todos jugamos papeles para intentar afrontar las dificultades de la vida.

Pero ahí esta el humor como invitación a ir más allá de los esquemas establecidos.

Aprender a reírse de la estupidez de nuestras actitudes, de nuestras formas de pensar, de nosotros mismos, es aceptar que muchas veces en esta historia estamos jugando un papel mas cercano a lo cómico que a lo dramático.





Lo espiritual no puede estar separado de lo temporal. y en esta alianza entre materia y espíritu el humor ocupa un lugar significativo.
La liviandad del reírse de si mismo conduce a la alegría que descoloca a la melancolía y desubica a la angustia

La vida es mucho más simple de lo que uno cree, son nuestras interpretaciones y demandas de lo que” deberia “o “no debería” ser la realidad, lo que la vuelve ardua y compleja.

Pero ahí esta el humor como puente entre la vida física y la espiritual.

El humor como liberador de nuestro exacerbado sentido de importancia personal.

El humor que nos desnuda de solemnidades haciéndonos reír de nuestros disgustos, de nuestros extravíos.

Si el amor es una fuerza, la risa es otra. El humor permite aperturas de espíritu. Es una ventana del alma.

Del humor que expande la alegría surge el júbilo, esa serena alegría permanente que no puede expresarse solamente con palabras.

Se siente. Es un estado, una comunión con la existencia.

Cuando está ahí, nosotros sabemos superar nuestros propios miedos: el hacer el ridículo, el del juicio de los demás y abolimos naturalmente todo pensamiento negativo.

La fiesta en lo cotidiano, esta ahí presente, mas allá de las miserias humanas.

Dejemos de ser pequeños en nuestros espíritus. Ampliemos nuestros pensamientos y nuestros corazones

¡Riámonos del mismo modo de nuestras victorias como de nuestros fracasos!







Oracion del buen humor.

Señor,
dame una buena digestión
y naturalmente, algo también para digerir.

Dame la salud del cuerpo
Y el buen humor para conservarla.


Dame, señor, un espíritu sencillo
que sepa atesorar lo que es bueno
y que no condene ni se espante a la vista del mal,
y que, sobre todo, encuentre el modo
de darle a las cosas su justo valor.


Dame un carácter que no conozca el aburrimiento,

las murmuraciones , quejas y lamentos
y no permitas que me sienta abrumado

ni me cruce muy seguido
con esa cosa estorbosa que se llama “yo”.


Dame, Señor, sentido del buen humor.


Concédeme la gracia de comprender
una broma, los chistes,
para descubrir la alegría de la vida
y poder compartirla con los demás.


Amén.


Esta oracion fue creada por Tomas Moro,el mismo creador del libro Utopia cuyo nombre original en latín es Dē optimō reī pūblicae statű dēque novā īnsulā Ūtopiā (en español, Del estado ideal de una república en la nueva isla de Utopía)










17 comentarios:

  1. Ya se dice que la risa es remedio infalible y sí ¿por qué tomarnos tan en serio? La vida no son más que nuestras circunstancias, afrontarlas con cordura moderada y una sonrisa en los labios, si se puede.

    Dejo un saludo cordial y un fuerte abrazo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabés cómo fue que empecé a escribir en un blog? Porque había entrado en una profunda depresión después de separarme del papá de mis hijos. Empecé a escribir acerca de las cosas cotidianas que me pasaban, tratando de encontrarle el costado gracioso. ¡Y sirvió! Empecé a reirme de mis desgracias de tal manera que empezaron a parecerme diminutas.
    Lo abandoné cuando me sentí mejor (como solemos hacer con la psicoterapia) pero todavía lo releo y me causa gracia.

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón cuando dices que al reirnos de nosotros mismos descolocamos a la angustia y la melancolía. Creo que esto se debe a que por ejemplo si hacemos un error o un ridiculo que al momento nos hizo sentir mal y nuestra reacción fue de auto-vergüenza o de tristesa entonces estamos quizás dramatizando como tu bien dices. Pero si por el contrario nos reimos de nosotros mismos entonces estaremos aceptandolo y al mismo tiempo superandolo sin dejar lugar para caer incluso en la auto-compasión. Y esque la verdad si debemos preocuparnos alguna ves por algo, que sea por algo que realmente lo amerite. Mientras tanto ojala podamos sonreir ante nuestros errores y nuestros actos ridiculos para aprender de ellos de la mejor forma.
    Me gustó tu post, ojala puedas descifrar mi opinión porque esta un poco reborujada =) Saludos

    ResponderEliminar
  4. Malena:

    Lo bueno de las crisis es que nos "obliga" a aceptar nuestras vulnerabilidades ,en lugar de camuflarnos de "persona seria y normal.
    No hay mejor herramienta de aceptacion que el humor.
    Tengo una amiga que cuando se separo de su marido,entro en una depresion profunda,y se decia que su vida no tenia sentido ya que sin su pareja nada tenia valor.Se preguntaba constantemente ,porque habia sido abandonada.Llego incluso a pensar en quitarse la vida...
    Hoy a varios años de esa "tragedia", riendose dice :- Por suerte,que me dejo,gracias a esa separacion ,pude aprender a manejarme por mi misma,a descubrir realmente lo que queria .

    La supuesta "maldicion" se convierte en "bendicion" desde el momento en que la mirada del humor desdramatiza la situacion.

    Gracias por estar presente,
    Desde Montevideo,un abrazo.
    LUIS

    ResponderEliminar
  5. Privado:
    Tu opinion a pesar de ser un poco"reborujada",ha sido "descifrada" y muy disfrutada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Siempre digo que nadie que no sepa reir entrará en el reino de los cielos. Y hay que empezar por uno mismo.
    Besos y sonrisas.

    ResponderEliminar
  7. El humor que nos desnuda de solemnidades... que nos libera de nuestro exacerbado sentido de la importancia que tenemos como personas... que nos ayuda a salir de la melancolìa...
    Cuàntas verdades en tu prosa reflexiva!! Me ha encantado. Mis saludos,
    Graciela

    ResponderEliminar
  8. ¡Excelente! Hace unos meses, me entere que existía el día de la sonrisa y por ello le dedique una entrada a ¡La importancia de Sonreír!, citando algunos beneficios.
    ¡Para mí, es algo indispensable!. ¡Amén!
    Pd: Me encantaron las imágenes.

    ResponderEliminar
  9. Y detras del sentido del humor,el juego,el alegramiento del cuerpo,estaba el disciplinamiento,el ojo regulador de nuestros actos,la rigidez de las 8h esperando en un rincon,algo asi decia Barran describiendo los antiguos carnavales del 900

    saludos

    ResponderEliminar
  10. estoy muy de acuerdo con tu concepto. Es así como
    debe ser. Hay que sacarle lustre a la vida.
    Tambien están los que son como el "Puerco Espín. Espinas por fuera y blandos por dentro... Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  11. Me parece bien Incal =) gracias por opinar en mi blog, un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. No entiendo la vida si no la miro desde el humor. Soy una persona melancólica y con mucho humor, una de mis contradicciones tal vez. La seriedad absurda, lo solemne, me provoca tentanción de risa.
    Mis propias actitudes ridículas me divierten mucho, me río mas de mi misma que de los otros, yo soy fuente de risa para mi ajajjaj! Y lo mejor es que no me enojo haciendo reír a los demas con mis tragicomicidades.

    Este post me encantó, voy a pensar en esta palabra HUMOR para uno de los programas que se vienen en Perras Negras, doy por sentado que me dejarás esta entrada como musa :)

    Un abrazo y mas risas por favor!!

    (muy bueno el avance de la peli, me lo había olvidado)

    ResponderEliminar
  13. Aajaaaaaa!!!! ¿¿¿para mi no hay respuesta???????

    :( es un chistonto :(

    ¡¡ajjajajajj!!

    ResponderEliminar
  14. Pato:

    es extraño pero este post,a pesar de hablar del humor,es un poco serio.
    Por suerte apareció tu chistonto para compensar tanta filosofía barata y zapatos de goma.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. No hay nada más sanador que el humor... y nada bello que una sonrisa... siempre lo supe y siempre viví de esa manera... aunque hace un tiempo lo tengo olvidado... :(
    Voy a revolver mis cajones a ver si encuentro dónde dejé mi sonrisa........
    Gracias por recordármelo con este post....!

    ResponderEliminar
  16. Me encanta esta secuencia.
    El libro de Eco es, finalmente, una defensa de la risa, de la sonrisa, de lo natural: el nombre de la rosa, ése tan buscado y que mucha gente no sabe qué narices es... el nombre de la rosa.
    Aconsejo su lectura.

    Laura

    ResponderEliminar
  17. Esto lo has escrito tu?? me ha encantado!!! felicitaciones si quieres puedes pasarte por mi blog! yo hace tiempo que leo x aqui y lo he recomendado jeje!!

    Saludos!

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN