viernes, 19 de noviembre de 2010

De carbón a diamante.



El diamante ,la piedra preciosa mas valiosa, es en su origen un humilde carbón.


Niña diamante

Hoy eres jardín pero también

supiste ser flor en el baldío

que buscó consuelo aspirando cemento

que encontró compinches del desamparo

naufragando por las calles de Montevideo.


la crueldad de los mayores puso sal en tus heridas

usaste como antídoto dosis de poesía

y aunque la desconfianza siempre se asomaba

permitiste recuperar la ternura que parecía perdida.


Cantaste una canción para ahuyentar los miedos

en ella decías que me llevarías contigo

como un tatuaje grabado en el corazón.


Nunca te lo había dicho:

pero aquel poema ,aquella melodía

fue el mejor regalo que he recibido.

Por todos los momentos que hemos vivido

agradezco al destino el haberte conocido.

Niña diamante:

vos me llamabas “ profe”

cuando en realidad era yo el que aprendía.



Hay 111 niños, niñas y adolescentes en situación de calle extrema en el departamento de Montevideo y el área metropolitana. Infamilia y el Inau idearon un programa especial para esos menores, que se llama Red de Calle Extrema.

El primer censo que hizo el Estado estuvo a cargo de Infamilia y el Inau, en el año 2007: reveló que había 1.887 niños y adolescentes en situación de calle. “Una reducción del 40% en relación al año 2003”, destacó Bango. “De esos 1.887, 111 estaban en una situación de calle extrema”, precisó.

La lucha continua…


CALLE 13 Y MERCEDES SOSA: CANCION PARA UN NIÑO EN LA CALLE





10 comentarios:

  1. La niña que recuperó la ternura que creyó perdida, es un logro del que no puedes dejar de emocionarte y sin lugar a duda, debe ser lo más bello que te ha podido suceder.

    Te voy a robar el poema, para publicarlo en mi face, que sólo tengo contactos con intereses humanos y artísticos.
    Es que realmente este texto habla de dos diamantes!!!

    Un abrazo grande Luis!!!

    ResponderEliminar
  2. Un post impresionante. Menos mal la niña recuperó su ternura. Bella demostración de amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que trabajo, profe. Realmente es digno de aplaudir, igual que el poema.

    ResponderEliminar
  4. "Nuestros corazones son como una diamante, al cual hay que pulirle las aristas, para que no rasguñen a otras personas. Entonces deben ser una joya redonda".

    Ese es un fragmento que leí en un restaurante enmadio de la nada en la carretera. Las paredes del restaurante estaban tapizadas con poesias escritas en hojas de cuaderno. Las mesas tenían un mantel transparente por donde se podían leer más poesias. La señora que hacía la comida y atendía el restaurante era quien escribía esas poesias.

    Gracias por tu poesia Incal
    "Vos me llamabas Profe cuando en realidad era yo el que aprendía"

    ResponderEliminar
  5. En la oscuridad el diamante y el carbón son iguales, es la luz externa la que los diferencia y el saber de quien ilumina el que faceta la piedra. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. El diamante es la expresión más elevada del carbon.

    Estos niños ya son diamantes y son maltratados por una sociedad, que no han superado la frecuencia del carbón.

    El trato que damos a los niños y animales(seres dependientes de nuestros cuidados),es el reflejo de nuestro grado de inmadurez y falta de amor.

    Gracias Incal por tus interesantes articulos.Me encanta tu blog.Besos

    ResponderEliminar
  7. Carbón pulido con amor...

    Abrazos
    yasabesmisecreto

    ResponderEliminar
  8. Cuanta ternura hay en un alma de diamante...
    El amor todo lo limpia y nunca deberíamos mirar para otro lado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. hoy justo me prgunte por que "usa el reflejo"...Y LO LO ENCONTRE "EL OJO AMIGO ES UN BUEN AMIGO,USA EL RELFEJO"... QUE BUEN OJO TENES AMIGO PARA VER LAS ALMAS PURAS¡¡ UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  10. genio siempre...
    y permíteme recordar "Alma de diamante" del queridísimo Flaco
    Gracias!
    Saludos!

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN