martes, 17 de noviembre de 2009

Ser normal




De cerca nadie es normal.
Caetano Veloso



Siempre me fascino esta frase de Caetano, porque en su simpleza enuncia una gran verdad que todos sabemos pero que actuamos como si desconociéramos.
Es decir actuamos “normalmente” pero en el fondo sabemos que estamos lejos de ser normales.

Ya sé que más de un lector sagazmente preguntara:: ¿Que es ser normal?

Para ser sincero, debo admitir que no tengo una respuesta totalmente satisfactoria para esta pregunta.

Es que en este tema, como en tantísimos otros, no creo que exista una verdad absoluta, por el contrario supongo que debe haber tantas teorías y “verdades” como personas decidan opinar sobre el asunto.
En lo que a mi respecta recuerdo que desde muy chico sentí siempre cierta simpatía por aquellos parientes o familiares que podían ser tildados de “no-son-muy-normales-que-se- diga” por parte de mi madre y una clara aversión por aquellos otros que estaban muy bien conceptuados por su comprobada normalidad.

Dentro del primer grupo se encontraban el tío Antonio “artista loco” que enamorado de su Galicia natal pintaba paisajes mientras bailaba muñeiras, y en las antípodas (o sea en el segundo grupo) se encontraba el tío Ángel, bancario de profesión y sin duda un buen padre de familia pero terrible pelmazo, siempre dispuesto a dar consejos que uno nunca solicitaba.
De una postura más sabía y equilibrada entre locura y cordura, entre lo normal y lo anormal se encontraba mi abuelo Don Toribio Caballero.
En una época donde las palabras coiffeur o estilista eran totalmente desconocidas, él se gano la vida humildemente siendo peluquero.


Hombre modesto y enemigo de hacer aspavientos, no ocultaba sin embargo, el orgullo de haber sido en más de una ocasión el peluquero de Carlitos Gardel. El aseguraba que esta famosísima foto del “Zorzal” fue tomada luego de que él le cortara el pelo.



Mi abuelo era todo un ejemplo de persona “normal”… siempre y cuando se le mirara de lejos.
Porque mirado de cerca, aquellos que teníamos un contacto más intimo con él podíamos percibir ciertas “anormalidades” ,es decir, ciertos gestos y actitudes, que valga la redundancia ,escapaban a la norma.
Por ejemplo, a veces súbitamente se inspiraba y recitaba poemas y poemas que parecían nacer de una desordenada y caótica improvisación, difícil de predecir en el tranquilo caballero que estábamos habituados a tratar. Luego de aquellas febriles declamaciones se peinaba prolijamente y con cierto tono de complicidad me decía: la poesía, Luisito, nos permite un poquito de locura para sacudirnos de tanta normalidad.


Mi abuelo murió hace muchos años en la total pobreza pero considero que la mas rica herencia que me dejo fueron justamente esas palabras.
Y es en su memoria que de tanto en tanto escribo poemas que me despeinan un poco y otro poco, quizás,despeinen al desprevenido lector
Son formas nomás de sacudirnos de tanta absurda, solemne e innecesaria normalidad.


18 comentarios:

  1. Muy bueno!Un crack el abuelo,en verdad!
    Me gusta la canción del Cuarteto De Nos, y lo peor que por mucho que quiera ser una canción divertida me identifico con mucho de lo que dice.Es eso grave,doctor??
    Ejemplo:
    "No, no quiero imitar
    y por ser como todos no ser nadie"
    "No quiero ir donde todos van"
    "Y no se por que será
    si algo me entra a gustar
    nunca está en el ranking, raiting, ni el top twenty.
    Y si se vuelve popular
    a mi me aburre y ya no me interesa"
    Es así,la normalidad solo existe cuando la ves de lejos.En cada familia hay algunos mas "despeinados" que otros,los que hablan de temas que se apartan de las "mujeres" y el fútbol, los que se cuelgan a hablar de política sin terminar en la frase "son todos iguales", los que cantan, los que pintan, los que se pelean con el verdulero...
    Que es ser normal?
    No se,no conozco a nadie que encaje en esa definición.Saludos para vos y para Caetano.
    (y para Gardel y el Abuelo,claro)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu entrada. Y yo digo lo mismo "¿Y qué es ser normal?"... Todos y cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles.

    Genial tu abuelo, menuda frase te ha dejado.

    Te digo un secreto, ser "normal" es muy aburrido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que bueno!, Luis. Te dejaron buena herencia. Me ha gustado mucho tu escrito. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Creo que la palabra normal la borraría del mundo y asi tal vez seríamos menos superficiales. Me ha encantado tu entrada y que decir de tu abuelo, pues que era un gran sabio y además un poeta de ésos que no abundan desgraciadamente, espontáneos y sinceros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A mí también siempre me gustó esa frase de Caetano.
    Y en mi familia, muy a mi pesar, no hubo locos.Mi abuelo paterno, tal vez, podría ser un cuarto de loco, haciéndome caleidoscopios y calesitas de cartón, con figuritas de actores y actrices subidas en los caballitos.Digamos que la loca soy yo. Y que tengo un hijo loco, escritor y dibujante.

    Me encantó tu entrada.
    Un beso!*

    ResponderEliminar
  6. Luis....... me quedo con el tio Antonio y con el abuelo Toribio. Se necesita una cuota de locura y magia para soportar este mundo. Muy lindo post!!

    te dejo un abrazo, Ale

    ResponderEliminar
  7. Ay Luis, pero qué bien me has dejado con eso de la normalidad y la anormalidad.
    Con lo que a mí me gusta saltarme las normas y tan temerosa que soy a veces de hacerlo.
    Una entrada estupenda.
    Eso es lo que me fascina de tí.
    Que rompas a tu manera con las normas.

    ResponderEliminar
  8. Hola...Pasé a decvolverte la visita...Y aunque no me creas, en el instante en que vine estaba "discutiendo" con un amigo qué era ser normal....Ya le paso tu dirección para que te conozca... No creo en las casualidades... Por algo suceden las cosas y se encuentran las personas....

    ResponderEliminar
  9. Siguiendo el consejo de mi amiga Gla, vine. Entre nosotros, si no le hacía caso, se pone insoportable.
    Muy acertada su recomendación. Pensamos muy parecido y justamente le decía que me aburre la gente normal. Y tomo como normal al que trabaja toda su vida de lo mismo y no se le nota pasión.
    El bohemio, el artista, el loco, son personajes que quiero tener cerca, de los que disfruto compartir charlas.
    Y por eso me considero raro, aunque Gla quiera hacerme pasar por normal.
    Grato descubrimiento, te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No le haga caso a Gamar...o mejor empezá a costumbrarte. Peleamos como perro y gato pero en el fondo nos apreciamos..... (Pero lo convencí y vino eh?)

    ResponderEliminar
  11. Gracias, por estar en mi blog.
    Creo que con un toque de locura...Una se divierte
    más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me encantó!!!!
    una belleza de reflexión y de historia!
    mil gracias por hacernos sacudir un poco las normalidades ;)
    un beso

    ResponderEliminar
  13. De vez en cuando, escuchando a mis suegros, pienso, como es posible que sean sus padres?, es algo que no resolveré nunca. Es el daimon?, es como dice él, su herencia de parientes "anormales", vaya uno a saber , lo cierto es que me encanta escuchar sus historias, y entiendo porque se refugiaba en lo de su abuelo Toribio. Cuando cumplió 18 años y todos lo esperaban para cortar la torta, estaba en el cine, entrando y saliendo de funciones que al fin podía ver, o a los 14 años leyendo poesia cuando los demás chicos pensaban en televisión y fútbol. O escuchando la música menos comercial que se podía encontrar en los sitios más raros de Mtvdeo. Como dijo alguien lo tuyo siempre fue y es, salirse de la norma, desde chiquito.
    Beso, Mónica.

    ResponderEliminar
  14. Uy!!! Cuantos comentarios por responder.
    No sé por donde empezar, tal vez lo mejor sea comenzar por el principio.Eso es lo normal diria el tio Angel,pero el abuelo Toribio me diria que escuche al tio Antonio,por eso es que en vez de responder tantos comentarios simplemente bailo y les digo a todos mis lectores gracias,muchas gracias...

    ResponderEliminar
  15. Me encanta este post!!!!!
    Si abré discutido sobre este tema con personas que decían "YO SOY NORMAL", yo les preguntaba por qué, y me respondían porque tengo una familia bien constituída, mis hijos bien, soy buena personaaa. Bue...
    Yo prefiero ser anormal, pero claro, tengo que aparentar a veces (jaja)
    Ahh buenísima la frase de tu abuelo!!!
    Bailo con vos y nos sacudimos juntos. :)
    De nada.

    ResponderEliminar
  16. Hermoso texto. Son al decir de mi madre loquitos lindos. Dicen que de poetas y locos todos tenemos un poco, compartó tu simpatía por esos diferentes, que siempre tienen una sonrisa y generalmente no critican a nadie.

    Un saludo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  17. Primera vez que llego hasta sus escritos.
    Debo admitir que me he quedado fascinada.
    Su facilidad para describir eventos, situaciones y vivencias, es realemente digna de ser admirada.
    Un verdadero placer conocerle!
    Mis saludos

    ResponderEliminar
  18. Lo que sospechaba: yo debo ser anormal...

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN