miércoles, 11 de noviembre de 2009

Distraido





-Es distraído- dijo la maestra-
no aprenderá a leer, se lo aseguro.

El tiempo confirmó el vaticinio.
Soy distraído, me distrae
el mínimo
movimiento de luz entre las plantas,
las caricias y los besos públicos,
las raíces que veo y las que escucho
crecer pacientemente, los sabores
de una palabra que da vueltas en la boca.

No sé leer, yo leo
lo que no dicen los discursos,
lo que ocultan
en su asombroso hormiguero de adjetivos,
en su andamiaje falso,
en su torrente sin agua, en su veneno.


No sé leer de otra manera el mundo.


Orlando Van Bredam (Argentina, Entre Ríos, 1952)

12 comentarios:

  1. es curioso como nos encasillan desde un principio , sin saber como somos, y como seremos..
    lindo escrito.. muylindo..
    besitos enmielados pa ti

    ResponderEliminar
  2. Siempre he sido distraida y lo sigo siendo, por la misma razón...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Precioso. Se equivocaron, y de que manera. Besos. Hazme alguna visita de vez en cuando,me gustaría. gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Esta manera de andar distraído por la vida no evitaría tantas decepciones. Me encantó. Y gracias por tu visita. Te dejo un cordial saludo desde Berlín.

    ResponderEliminar
  5. Bravo por el distraído Orlando!

    Un beso, desde Mar del Plata*

    ResponderEliminar
  6. Bella manera de leer el mundo!
    Hermoso!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno.
    No se de donde sacás tan buen material!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Que divinoooo!!!!
    Es un distraído interesante...
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. me inquieta pensar en su compañero de banco.
    ese que las maestras señalan como el gran alumno, obediente y estudioso...

    saludos, desde Mosconi, Bs As, Argentina
    p4

    ResponderEliminar
  10. A mí me cuesta una barbaridad concentrarme, desde siempre. Eso me decían de pequeño que me distraía con el vuelo de una mosca.

    Así que al hacerte mayor y tropezarte con estos poemas alivia, y mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Qué hermosa de leer...!!!!
    Suelo distraerme de ese modo... jaja

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN