domingo, 1 de noviembre de 2009

Esto es asunto serio.

Escuchen atentamente esta canción.






Desde el mismo momento en que nacemos ya vamos camino hacia ella.

Absolutamente todos inexorablemente nos encontraremos con ella.

Por lo tanto no intentemos engañarla, porque será en vano.



A veces me pregunto: ¿Por qué tenerle miedo a la muerte si es lo único que tenemos seguro en esta vida?

Quizás tenga que ver con aquello de que todos los hombres mueren, pero no todos los hombres realmente viven.






Una mirada filosofica sobre el asunto.

Simon Critchley, en “El libro de los filósofos muertos, analiza lo que los grandes pensadores dijeron de la muerte y la forma en que lo hicieron. Al fin, resulta ser una optimista indagación sobre el significado y la viabilidad de la felicidad humana.

Algunos ejemplos:

-Heráclito murió asfixiado en el estiércol

-Empédocles se zambulló en el Etna esperando convertirse así en un dios

-Hegel, pronunció estas últimas palabras refiriéndose a sí mismo, fueron: «sólo un hombre me ha comprendido en la vida, y aun él creo que no me comprendió»

-Jeremy Bentham se hizo disecar, y se halla, a la vista de todos, en el University College de Londres

-Nietzsche sufrió una lenta y estúpida muerte a raíz de haber besado a un caballo en Turín

-Pitágoras prefirió dejarse matar antes que cruzar un campo de judías (legumbres que aborrecía).

-Zenón de Elea falleció mordiendo heroicamente la oreja de un tirano, mientras sus guardaespaldas le cosían a puñaladas

-John Scottus Eriugena fue apuñalado por sus alumnos

-Julien Offray de la Mettrie palmó de un atracón de paté

-Roland Barthes le atropelló la furgoneta de una tintorería

-Gilles Deleuze saltó por la ventana, incapaz de soportar su enfisema.

…así hasta 190 .

La muerte, o la “buena muerte” ha sido una preocupación central de los filósofos, excepto en algunos de ellos como Jean-Paul Sartre que comentó: «¿La muerte? No pienso en ella».

Filosofos , en las últimas:


  • Ultimas palabras de Sócrates dirigiéndose a sus discípulos después de tomar la cicuta.: " Crito, le debo un gallo a Asclepio”


    Arquímedes : " No me toques los círculos".

    Se dirigía a un soldado romano, que lo estaba forzando a reportarse ante el general romano después de la captura de Siracusa, mientras él estaba absorto sentado en el piso resolviendo un problema de geometría. El soldado lo mató.







* " Das ist absurd! Das ist absurd! ". Es absurdo !! Esto es absurdo!! . Fueron las últimas palabras del médico y neurólogo vienes ,creador del psicoanálisis : Sigmun Freud



Bien distintas fueron las palabras del químico y físico francés, Louis Gay-Lussac a propósito de los nuevos descubrimientos cientificos ,ya moribundo exclamo: " Es una pena irse, esto comienza a ponerse divertido "

    • Maria Antonieta :Cuando se aproximaba a la guillotina, condenada a ser decapitada por traición, tropezó accidentalmente con el pie del verdugo maldito y con suma cortesía dijo:"Pardonnez-moi, monsieur".( Discúlpeme señor).
    • " Todo es tan aburrido" dijo en su último suspiro Winston Churchill.


Si la vida es una gran sorpresa., no veo por qué la muerte no podría ser una mayor, reflexiona el escritor ruso Vladimir Nabokov. Hay que admitir que la muerte es increíblemente lista, nos da toda una vida de ventaja y aún así nos acaba ganando.

Todo consejo o sugerencia respecto al morir suena totalmente baladí, porque a decir verdad, aun no hemos conocido a alguien que haya muerto y haya regresado para contarnos como es el asunto.

Saber morir cuesta la vida, asegura el poeta Antonio Porchia .

Por ende nos animamos a agregar humildemente : búscate la vida, que la muerte viene sola.

Porque en definitiva como dice Benedetti :


Después de todo
la muerte es sólo un síntoma
de que hubo vida.





18 comentarios:

  1. wow.. jejeje..q buen post... me ha encantado las caricaturas.. una buena manera de ver a la muerte.. tonces ya no le temo..jejeje.. me quedo con la de "mama...!!!"...
    besitos enmielados pa ti...

    ResponderEliminar
  2. A mi me asusta más el paso del tiempo, la vejez, y la enfermedad que la muerte en sí. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Luis!
    Mi mamá siempre decía...lo único seguro es la muerte...
    Miedo a la muerte, no...sino al sufrimiento que te lleva a ella.
    Pero, disfrutemos la vida! Y recordemos con cariño a los que ya no están.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. La muerte...¿prolongación de la vida?
    si te interesa leer algo respecto a este tema, te invito a mi blog de cuentos.
    http://loscuentosdemarisol.blogspot.com

    Recibe muchos saludos desde Berlín.

    ResponderEliminar
  5. -AMIGO, AHORA SÉ QUE TE LLAMAS LUIS, PORQUE LO BATIÓ LA SILVIA... MUY BUEN BLOG, ME ENCANTÓ, Y TE FELICITO. UN ABRAZO DESDE EL OTRO LADO DEL CHARCO.
    JOTACET

    ResponderEliminar
  6. Luis... (soy una caradura, que se hace la amiga jajaja, pero es tan lindo nombre que me tomo el permiso de usarlo) No gano para sorpresas, te dejo hablando de amor y te encuentro hablando de muerte.
    La muerte no me preocupa, me preocupa y mucho la vida... a veces es muy grande la tentación de permanecer y transcurrir...
    No se si se llega a honrar la vida, pero hay que hacer todo lo posible... al final de cuentas, es lo único que conocemos y por lo único que nos juzgan.
    Saludos Santafesinos

    ResponderEliminar
  7. Este post está muy bueno!!!!!!!!!!!!!!
    Me reí mucho.
    Si...Muy bueno...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Marisol:ya visite tu blog de cuentos.Muy bueno y ya desde aqui lo recomiendo.Gracias por pasarme el dato.

    Amigo Jotacet:gran honor tenerlo presente en los comentarios. De más esta decir que siempre es muy binvenida su presencia.

    Soledad: Tengo una incognita. Visitaste Montevideo al final?
    Saludos .

    ResponderEliminar
  9. No... no pude ir.... calculo que para fines de noviembre... si no se cruza ningún gato negro... voy a andar por allá...
    no me olvidé de los concejos... tengo pensado ir a murguear!
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Incal...
    Quería pedirte permiso para copiar algo de tu post anterior y tal vez alguna imágen de éste.

    ResponderEliminar
  11. Diana:
    Citando la fuente,todo se puede,Adelante.

    ResponderEliminar
  12. Interesantísimas reflexiones!
    Se le tiene tanto miedo... tanto miedo...
    Cuando en realidad es lo único absolutamente cierto que traemos al nacer; la certeza de que moriremos.
    Ciertamente paradójico.
    Muy buen post!
    Beso!

    ResponderEliminar
  13. Genial tu entrada, muy muy buena.

    Te doy toda la razón, la muerte es la única certeza que tenemos en esta vida y sin embargo parece algo tabú, no queremos ni oir hablar de ella, jejejeje.

    Hay frases muy buenas en tu entrada, me ha gustado lo de "No importa si hay o no vida después de la muerte, lo importante es que haya vida antes de la muerte", qué verdad, jejejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Magnifico post compatriota, realmente me has hecho reflexionar, un abrazo y gracias por visitar mi blog! Vic

    ResponderEliminar
  15. Este post lo compartí con mi hija y ella me termina de contar que Gaudí estaba mirando una de sus obras arquitectónicas y tomó distancia para verla mejor y fue aplastado por un tranvía

    :(((

    Tremendo!!!!!

    Muy buen post, besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola: Te saludo todavía enganchada con todo lo que encontré en tu blog.
    Tengo mucho que agradecer a la vida pero espero tranquila el pasar por el portón para el otro lado.¡Verdad que hay muertes muy cómicas? A veces son semejantes a una caída que nos provoca risa ( o va del brazo con ella). Digo esto porque no podía dejar de reír, siendo pequeña, porque el señor que vendía aceitunas al por mayor, se patinó con una mientras peleaba conmigo porque le robaba una. Final que mi madre repetía por lo bajo: "Que se murió! No te rías!" Pero yo no podía controlarme...
    Mira lo que me hicieste recordar amigo!
    Te seguiré y así también algunos de los que enconté entre tus seguidores...

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN