martes, 20 de julio de 2010

Lo que quieras ver veras (todo lo que imaginaste)




En los comentarios al anterior post ( No se lo cuentes a nadie) leo las palabras de carmeloti y no puedo dejar de conmoverme y decirle que este post esta dedicada a ella y a todos aquellos/as que se atreven a ser ellos mismos.


Carmeloti dice:
Hoy precisamente que estoy especialmente sensible, son esos los días que cargo con el peso de ser diferente, desde pequeña cargando con adjetivos calificativos, rara, con muchos pájaros, sin interés por las cosas normales para mi edad, castigada por pintar elefantes de colores... Ahora con el paso del tiempo he ido aprendiendo a tolerar raro por diferente, a fantasías por creatividad, y al calificativo de tonta por sentir lo cambio por una sensilibidad diferente. Me alegro de haber leído esto hoy, porque los niños no deben de aprender conductas "políticamente correctas", sino a ser dueños de sus libertad y crear capacidades nuevas de comunicación basadas en el respeto al otro. Gracias porque sé que de algún modo mereció la pena estar castigada casi todo mi preescolar por inventar historias y pintar los animales de colores diferentes a los establecidos...



Incal dice:
Carmeloti: Conoces a Gillian Lynne?


Gillian Lynne es una de las coreógrafas más exitosas de los últimos años (entre otras cosas hizo las coreografías de Cats y del Fantasma de la Ópera).
Cuando era chica, tenía problemas de conducta en el colegio.
La madre la llevó a ver a un doctor. Después de escuchar la descripción que le hizo la madre de todos los problemas que Gillian tenía en el colegio, el doctor le dijo a Gillian que tenía que hablar en privado con su madre y la dejaron sola a Gillian por unos minutos.
Al salir del consultorio, el doctor encendió la radio que tenía sobre su escritorio y le dijo a la madre que espiara lo que hacía Gillian. Tan pronto como la madre y el doctor dejaron la sala, Gillian se puso de pie y empezó a moverse al ritmo de la música. Después de unos minutos el doctor le dijo a la madre: “Gillian no está enferma. Gillian es una bailarina.”
La llevaron a una escuela de danzas y ahí se encontró con otra gente que no podía quedarse quieta; gente que para pensar tenía que moverse. Después de eso tuvo una carrera muy exitosa.
Gillian tuvo suerte porque la vio un buen médico.
A la mayoría de la gente con el cuadro de Gillian se le diagnostica ADD (“attention deficit disorder” o “trastorno de déficil de atención”) y se la medica.



Gillian con sus alumnos





Y para finalizar este cuento, que alguien me contó una vez :

Una niña de seis años estaba en una clase de dibujo. Sentada al final de la clase, dibujaba sin prestar atención a la maestra…Esta se acercó a la niña y le preguntó ¿Qué estás dibujando?
-La niña le dijo que estaba haciendo un dibujo de Dios
Entonces la maestra le dijo, “¡Pero nadie sabe exactamente cómo es Dios!”
Y la niña le contestó: “lo sabrán en un minuto”


El fotógrafo Yeondoo Jung ha hecho realidad los sueños de los niños.

Primero fueron los dibujos de los chicos y luego Yeondoo armo los escenarios para poder ser fotografiados.












13 comentarios:

  1. ¡Estoy llorando! ando llorona, pero este post, me ha hecho saltar las lágrimas. Trabajo dando clases con varios niños a los que se le diagnostica déficit atencional y soy tan torpe a veces...Gracias y permiso para compartir lo que han escrito.
    Un abrazo enoooooorme!

    ResponderEliminar
  2. Visito a menudo este sitio tan estupendo.Hoy he pensado que ya va siendo hora de dejar un saludo y daros las gracias por todo lo que transmitís.
    Es importante .

    Un abrazo
    isla

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras son alas para el alma inquieta.

    Un beso, agradecido.

    ResponderEliminar
  4. Sos grandioso Incal! Una entrada para entender y emocionarse!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Siempre da gusto pasarse por este rincon.. donde abunda la reflexion y el entendimiento hacia el otro. Encuentro ejemplos de vida, libros interesantes..ya me estoy leyedo alguno que recomendaste aqui..un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola querido Luis, es tan humano lo que comentas! tan humano! La creatividad más de una vez es confundida con locura. Si es así, con gusto el mote.
    Un saludo grande y se te extraña por la Caja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay tanta incomprensión ante lo diferente, desde Einstein hasta estos casos que nombras y muchos otros. Gracias por traer a la red tu exquisita sensibilidad hacia lo que parece ser una cosa y es otra, hacia los genios incomprendidos que tienen que pasar todo un calvario para quererse, siendo merecedores de una inmensa ovación desde que nacieron con una estrella.
    Un abrazo grande, Luis.

    ResponderEliminar
  8. ¿Por qué se verá tan mal salirse de los moldes establecidos? ¿por qué se coarta la creatividad ya desde niños? ¿Por qué esta mal que uno sea diferente? ¿Por que no mejor la libertad??
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cada uno de tus post es maravilloso...
    Ser diferente es ser creativo, ingenioso... son los que llevan adelante el progreso del mundo y lo hacen bello...
    Tu blog también es creativo e ingenioso...!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. ...Tras unas lágrimas por la niña que todos los recreos se quedaba contemplando un mundo tras el cristal del aula y unas risas por la que ahora lo fabrica tras un teclado...

    Solo me queda abrirte mi corazón, ir a pecho descubierto, y aprovechar la oportunidad que me da el silencio de poder gritar, que como bien dice tu amiga Laura Caro, es muy dificil quererse cuando los demás te ven con otros ojos, mirarse en el espejo sin saber cuantas personas diferentes viven en tu pìel, que quieren salir, que se enfrentan y afrentan unas con otras por cobrar vida, en mi caso frente a historias...

    Siempre y por siempre "la diferente" en mi grupo de perfectas niñas,nunca encontraba mi lugar, a caballo entre locura y la fantasía de creación, fascinada por el color de los cuadros, triste por la miradas de los ancianos perdidas en el horizonte, emocionada por el contorno de un efebo que baila en el escenario, envuelta en la música, implicada con los que sufren, alienada de sentimientos que me dan alas, incongruente con las normas, risueña, socialmente adaptada bajo los mil disfraces que me otorga mi particular LOCURA...

    Ya me despido no sin dejarte algo en honor de Gillian Lynne:
    "Finalmente no me gusta la cordura. Ella imita demasiado a la muerte. Prefiero la locura, no la que uno padece, sino aquella con la cual se danza".
    Christian Bobin

    PD. Este regalo lo guardaré en mi pequeño tesoro de perlas sin cultivar y que cultivan mi alma.

    ResponderEliminar
  11. Este tipo de personas son muy creativos.
    Te dejo un cordial saludo desde Berlín.

    ResponderEliminar
  12. Adoré este post y el anterior, la emoción de Carmeloti y mi profunda indentificación con la sensación que ella describe. Comprendo muy bien lo que se siente y el tiempo que lleva la propia aceptación y el amor hacia uno mismo cuando es rechazado por los otros.
    El amor hacia uno mismo se construye con la mirada del otro. Somos el otro. Hasta que crecemos y entendemos como son las cosas, hay mucha soledad y mucho desconcierto, por suerte existen las diferentes expresiones artísticas, para poder expresar quienes somos a traves de ellas, bendita la creatividad!

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. todo lo que imagines existe.

    Besos, besos y amor, amor

    je

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN