sábado, 15 de agosto de 2009

de nlños

En el día del niño nos reflejamos en el niño que fuimos y en el niño que somos (a pesar de todo …)

"¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte
de los hombres? Debe ser fruto de la educación."
Alejandro Dumas





Un dato a tener en cuenta: Un niño se rie 300 veces al día de media y un adulto solo entre 15 a 100 veces.





De niños y cometas

“Te pasas la vida tratando de hacerlas volar. Corres con ellas hasta quedar sin aliento. Caen al suelo. Chocan con los tejados. Tú las remiendas, las consuelas, las ajustas, y las enseñas. Obsrevas cómo el viento las mece y les aseguras que un día podrán volar. Finalmente vuelan. Necesitan más hilo y tú sueltas más y más, y sabes que muy pronto la bella criatura se desprenderá de la cuerda de salvamento que la ata y se elevará por los aires, como se espera que lo haga, libre y sola. Sólo entonces te das cuenta de que has hecho bien tu trabajo.”

Erma Bombeck




Cuando al maestro le nació su primer hijo, no parecía cansarse nunca de contemplar a la criatura. -¿Qué quieres que sea el niño de mayor?, le preguntaron. -Escandalósamente feliz- respondió el maestro

Anthoy de Mello








y nos vamos cantando una canción...


8 comentarios:

  1. Nunca dejamos de ser niños, aunque jugemos a ser grandes. Un abrazo y feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla. Tengo que mirármelo con más detenimiento Luis.
    Un abrazo con todos los brazos que tengo, como se dan todos los abrazos que se dan.

    ResponderEliminar
  3. Nuevamente paso por tu blog y lo encuentro, sin embargo, más interesante. Breve y buen post.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Vuelvo a mirarlo más despacio, y me lo he mirado despacio.
    Y cuanto más lo miro, menos cosas tengo que decir porque el post habla por sí solo.
    Los niños me fascinan.
    Ellos son fuente de alegría y de vida.
    Nunca deberíamos perder al niño que somos.
    Y creo que nunca lo perdemos, pero tendríamos que aprender a escucharle más.
    Te felicito por esta entrada tan entrañable y por las fotografías que por cierto me he llevado a mi archivo, para mirarlas a mi gusto.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Los niños, esos grandes ignorados....

    Si tan sólo nos dejásemos contagiar de vez en cuando por la felicidad de los grandes pequeños, tal vez seríamos mucho más felices.

    Muy buena tu entrada de hoy, me ha gustado, tal vez porque me toca de cerca al trabajar con ellos.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Luis!
    Nunca debemos perder el niño que llevamos dentro!
    Hay un frase que una vez la leí y me encanta: "La infancia es un mágico lugar de sueños donde todo es posible"...
    Jugar con los barriletes, cometas, pandorgas como le decimos por acá...es maravilloso...qué buenos recuerdos me trajiste a la mente con tu artículo. Gracias!
    Feliz dia!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tu visita. Me ha encantado tu blog de veras, estaré leyéndote. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. que hermoso post dedicado a los niños, me herizó la piel, cuantas verdades...
    un lujo, en serio.
    muy lindo tu blog
    te felicito.
    nos estaremos leyendo ;)
    saludos

    Pau

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN