martes, 6 de abril de 2010

Pequeña disertacion sobre el enemigo interno



Preguntaron al el sabio oriental: "¿Qué es el miedo?"

Y respondió: "La falta de amor".

Pero, "¿qué es el amor?". Respondió: "No tener miedo"



El enemigo interno se alimenta de nuestros temores, es más, la razón de ser del enemigo interno es el miedo y por lo tanto el mayor de los temores humanos, es el de no ser queridos. El ser rechazado de manera frontal despectiva o de manera solapada a través de la indiferencia es una forma de morir en vida.

El amor nos despierta a la vida mientras que el rechazo desata el mayor de los miedos: el miedo a la muerte.

Paradoja: atreverse a amar es la única manera de superar el miedo, pero por miedo al rechazo no nos abrimos al amor y por lo tanto seguimos esclavo de nuestros temores.

Como ya dijimos, es este conflicto el que crea al enemigo interno que nos impide desarrollar una sana autoestima, o sea el amor a nosotros mismos, y tampoco nos permite vivir la mayor de las aventuras humanas : amar al otro.
Y es bien sabido que si no sabemos amarnos, difícilmente logremos amar al otro y también podamos permitirnos ser amados.

Pero por suerte en nuestros momentos de mayor lucidez podemos llegar a percibir que más allá de nuestros prejuicios, temores y mezquindades, la vida se ríe de las trincheras con que nuestro ego intenta defenderse de si mismo
Y es ahí, en esos momentos cuando descubrimos que el enemigo interno tiene una misión que cumplir: la de enseñarnos a amar y a crear a pesar del miedo.
Porque solo el que esta dispuesto a amar puede tener el coraje de crear.









22 comentarios:

  1. Lo aplaudo, lo leo y re leo desde mi trinchera. Ya será, ya podrá volver a ser, algún día. No hoy.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  2. Es muy pero muy hermosa tu entrada, con una forma clara y profunda dejas las respuestas a muchas interrogantes. Y la sensación de que la vida se rié de nuestras propias trincheras es algo que me hace gracia casi a diario. Así es la vida, irónica a veces. Todo tu texto maravilloso, esto me encantó "Porque solo el que esta dispuesto a amar puede tener el coraje crear". Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Primero quiero agradecerte Luis que con la piel del viejo y querido Goethe me hayas dejado ese poema de la flor :)
    ¿Sabés que yo cada vez que me veo tentada de arrancar una flor termino haciendo eso? Llevándome a mi casa la florcita con raíz y todo y así es como tengo el fondo convertido en una jungla :) me encanta!
    Gracias, gracias por eso y también por esto, me gusta mucho la reflexión que has hecho Luis. Humildemente yo soy una pequeña aprendíz (a pesar de mis años) llena de temores, muchas veces invadida por ese enemigo interno que me atormenta mas de lo que yo quisiera y si, es una cuestión de amor. Coincido con eso.
    También se que no se puede querer a todo el mundo, ni que todo el mundo te quiera, eso tal vez sería fantástico o insufrible (andá a saber), pero en la realidad somos selectivos en el amor como en todos los otros ordenes de la vida.
    Lo que si es maravilloso que en ese intento de amar y ser amados, nos atrevamos a ser creativos, dejarnos fluir de una manera diferente, propia, intuitiva, jugando con imágenes, música, emociones, fantasía, colores, palabras.
    Quien tiene esa posibilidad y el valor de explorarla, está mas cerca de poder vencer ese enemigo interno y hasta tal vez de transformarlo en amigo.
    Quien te dice...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Todos tenemos ese enemigo interno, a veces es más fuerte y otras se debilita... pero es una gran verdad que cuando hay amor casi no podemos verlo....
    Maravillosa entrada...!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno que otro tenga la justeza perfecta para expresar lo que uno siente y poder encontrarlo plasmado en un texto tan claro y contundente como éste.
    Si sabré de trincheras,de desamor y de amor buscado y anhelado...El atreverme a crear es el principio de amarme y respetarme. Me devuelve a la vida.
    Un gustazo!!!!

    ResponderEliminar
  6. Tiene mucha sabiduria tu post Luis...es verdad el miedo es lo opuesto al amor, el miedo desconecta siempre


    un abrazo, Ale

    ResponderEliminar
  7. Lo lei detenidamente y me parece una reflexión muy acertada, además me resultó incluso relajante leerla.
    Antes de irme creo que la volveré a leer.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  8. Cuanta razón tienes... sin amor no hay vida. ¡Y el miedo que nos da el amor!, así que nos lanzamos a la piscina y vivimos, o sólo somos meros espectadores de una vida insulsa que nos pasa por delante sin ton ni son. Muy hermosa tu entrada. Besos Luis.

    ResponderEliminar
  9. Luis... robo tu entrada y me la llevo a mi blog...

    http://reinadebuenosaires.blogspot.com/2010/04/pequena-disertacion-sobre-el-enemigo.html

    No tiene desperdicio, la quiero compartir...
    Gracias
    un beso

    ResponderEliminar
  10. Ahy, cuánta razón tienen tus palabras. Precisamente estoy leyendo últimamente sobre estos temas. El miedo es un reacción de nuestro ser más primitivo como defensa para sobrevivir. Pero al mezclarse con nuestra parte más humana, crea un cocktail que llega a ser explosivo para uno mismo, y nos lleva al absurdo de temer por algo que no ha ocurrido y que tal vez no ocurra. El amor es la única fuente que puede curar todos los miedos que nos atenazan y no nos dejan vivir plenamente.

    Un abrazo,
    (ah, y excelente elección musical, me encanta esta mujer)

    ResponderEliminar
  11. Hubiera querido decirlo yo así de redondo. No tengo miedo en confesarlo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Luis suerte en tu nuevo trabajo, que todo vaya bien!!

    No te preocupes por escribir nada al respecto si andás corto de tiempo, igual había pensado llevar este post, justo entraba para confirmártelo cuando encontré tu comentario en mi blog.

    Anduve buscando esta semana escritos aquí, precisamente porque como te gusta Leonard Cohen, pensé que tal vez tuvieras algo suyo, yo recuerdo una entrada que hablaba del Chelsea Hotel, pues la he buscado y nada. Te pediría que si podés me facilites el link a esa entrada y estoy hecha :)

    Igual si tenés tiempo y ganas, unas palabras tuyas serían un lujo.

    Un abrazo a vos y a Mónica.

    ResponderEliminar
  13. El miedo nos paraliza, no nos deja vivir ni amar.Muy buen texto.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  14. De pié lo aplaudo!
    Que bien esta reflejado en tu texto esos miedos internos, romperlos y asomarse a nuevos paradigmas esos que proponen crear, creer y sobre todo amar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Es una de las mejores reflexiones que he leido, desde la magneficiencia de lo simple...

    El miedo, el amor, compartir, rechazar, sentirse rechazado, llorar, reir, besar, olvidar, olvidarse, recuerdos, memoria.... es un baile que empieza y acaba,gusanos tranformados en mariposas, mariposas transfiguradas de nuevo en gusanos...

    El miedo es el más vil enemigo del ser, el ser hecho para amar y amarse, se convierte en el peor de los ogros, olvida que el motor intrinseco de su existencia es compartir y compartirse.

    NO ENTIENDO LA VIDA SIN AMOR, NI EL AMOR SIN RIESGOS

    ResponderEliminar
  16. Uh Luis...bellísimo. pero si supieras cómo lucho a brazo partido con el miedo a no ser amada, aunque lo sea...como agudizo la manera extraordinaria de encerrarme en una caparazón.

    La canción es bellísima y pese a que no tuve un buen día, me reconfortaste con tu ternura.

    Un beso enorme y se te extraña por mi casita :(

    ResponderEliminar
  17. Es cierto q el AMOR necesita de la valentía.
    Como también es verdad q nosotros necesitamos de la mirada de un otro q nos complete.
    Por algo, el HOMBRE es el único ser q al nacer necesita ser alimentado y cuidado para no morir.
    Por eso, lo q estamos ligados al Arte necesitamos de la mirada de los otros para poder expresarnos.
    Y también es cierto q no hay enemigo más cruel que "nuestro enemigo interno"

    Tu blog me encanta!

    ResponderEliminar
  18. Cuanta verdad hay en estas reflexiones.
    He releido hasta casi memorizar el texto.
    Bella canción.
    Un abrazo Luis

    ResponderEliminar
  19. Que hermoso tu blog! Ahora mismo voy a detenerme a leerlo detalladamente, por eso me enlazo...

    El miedo y el amor, por otro lado, son necesarios a sí mismos... el miedo debe existir... pero lo que no debe es paralizar, atar... coartar la libertad... el amor nos libera, el miedo nos ata!

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  20. Gracias por esta pequeña certeza. Un saludo.

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN