sábado, 16 de enero de 2010

Doblan por ti

Ante la tragedia en Haiti.







"Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra.; si el mar se lleva una porción de tierra, todos quedamos disminuidos, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.

La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti.

John Donne.
poeta ingles 1572-1631

7 comentarios:

  1. Así es nadie es una isla aunque yo ahora vivo en una isla …se podrían decir tantas cosas sobre Haití y otros tantos que padecen hambre y miserias … pero como tatuar en otras personas la empatía por sus semejantes …aun me lo pregunto…yo escribí algo sobre eso hoy …besos

    ResponderEliminar
  2. Ya sé que es pormí por quiendoblan las campanas.
    Y por eso lloro.

    " El mundo está hecho a base de pavor y maravilla"
    Es un post magnífico Luis.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hermanos somos en este continente o en cual quier otro, para darnos la mano...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ay Luis, qué hipócrita me siento opinando al respecto..porque ya me ves, aquí sentadita frente a un monitor..
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La humanidad tantas veces herida... Lo grave es que las heridas vuelven a reabrirse en zonas donde todavía no tuvieron tiempo de cerrarse. Y parece irreversible. Cuando los medios dentro de unos días se olviden de Haití la historia se repetirá ya sea por un huracán, un tsunami o por la tragedia silenciosa y terrible del hambre que mata cada día sin piedad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Muy acertadas las palabras que has elegido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hermosas palabras...De hermano
    :))

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN