miércoles, 2 de diciembre de 2009

noctambulo





Leí ayer por la noche un breve poema persa que decía: “Anoche una voz me murmuró al oído: ‘Una voz que por la noche te murmura al oído no existe’”.

Sonreí, ante lo paradójico de este verso y me quede unos segundos reflexionando sobre el asunto.
Coloque el libro en la mesita, al costado de la cama y apague la luz.
Recordé las muchísimas veces que me despertaba escuchando una voz que decía claramente mi nombre y sorprendido me daba cuenta que esa voz solo había sonado en mi cabeza.
También pensé en aquellas otras ocasiones en que me descubría discutiendo conmigo mismo a veces mascullando y otras veces en frontal disputa. En estas conversaciones internas el gesticular y barbullar eran moneda corriente.
Pero, claro, el poema persa se refería a algo más sutil, porque a decir verdad mis voces internas no eran capaces de sugerirme algo tan inteligente como este verso.

Bueno, cada cual tiene las voces que le corresponde, pensé tratando de consolarme o al menos justificar un poco la pobreza de ingenio de mis voces.
Las que se merece, querrás decir escuche que otra de mis voces me señalaba de manera acusadora.
Uy, caramba, ya me estoy castigando de nuevo!!!, me decía una nueva voz que aparecía en escena.
Esto es de no creer !!! exclamaba atónita una voz diferente a todas las otras.
Calma, son solo voces, nada más, nada de temer se unía de manera reconciliadora otra voz a la conversación.
Neurosis, neurosis total es esto sentenciaba airadamente otra voz queriendo imponerse sobre todas las demás.
Capaz que respirando suavemente pueda calmar todo este bullicio , me dije intentando poner un poco de orden.
Minga,eso son pelotudeces new age ,se rebela desaforadamente una de las ya innumerables voces.
Cuento las respiraciones a la vez que me digo
Inspiro,retengo.suelto, inspiro,retengo,suelto…
retengo,suelto,inspiro ... no.no es asi, que pelotudo que soy ,ni siquiera respirar sé…

Las horas pasan, las conversaciones por momento parecen menguar, para luego arremeter con nuevos brios, algunas voces son recurrentes volviéndose reconocibles cuando aparecen. Otras más difusas, menos entendibles vienen y van casi sin darme cuenta.
Pienso, analizo, divago, expongo, refuto, digo, me contradigo y el coro de voces me acompañan haciendo contrapuntos polifónicos.
Esta vigilia indeseada delata que el insomnio ya se instalo y todo intento por espantarlo produce el efecto contrario.



Una luz tenue se asoma tímidamente entre las cortinas de la ventana.
Esta amaneciendo y mis parpados ceden ante el peso del cansancio.
Y es ya durmiéndome cuando apenas perceptible escucho en la lejanía una voz que me dice: “una voz que al amanecer te murmura al oído no existe. “


13 comentarios:

  1. No eres tu solo el que oye sus propias voces Incal.
    En mi cabeza rondan muchedumbre de voces.
    Les hablo y me responden.
    Para mí es un gustazo escuchar a esos extraños seres desconocidos que habitan en mí.
    Te lo digo muy en serio
    Yo les llamo conversación con el silencio.
    Eres estupendo Luis.

    ResponderEliminar
  2. Un dilema....cuando esas voces no logran ponerse de acuerdo....Muy interesante tu post!

    ResponderEliminar
  3. Las voces invisibles de nuestro interior, de nuestra multiplicidad de "yoes" en cada una de ellas podemos oír la melodía de nuestro alma, que se nutre de esencia y de sueños y nos dejan señales, detalles, colores y sentires por descifrar...

    Encantada de leerte poeta
    tu magia se refleja en cada palabra

    Un abrazo a tu alma

    ResponderEliminar
  4. Las voz que algunas veces suena en mi cabeza es la de un Angel ¿O sera un Demonio?
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, y acertado. A mi me pasa eso también. Como a muchos seguro. Lo que ya toca más las narices es que sea por la noche y no te dejen dormir. El insomnio , por desgracia también lo conozco. Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Qué alivio...!!! leer tu post y los comentarios anteriores me demuestra que no estoy loca... o me demostrará que no soy la única loca...? jajaja
    En fin... que somos varios los que tenemos esas conversaciones internas... es todo un alivio...!!!

    Quizás...
    en el silencio de la noche...
    algunas se crucen...
    se encuentren...
    se acompañen...
    y nosotros ni nos damos cuenta...

    Qué buen tema para un cuento...!!! jajaja
    Muy buen post...!!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Parece que no estoy loca, o al menos no soy la única... jajaja.

    Si hubieses asistido a clases de preparación para el parto sabrías respirar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me encuentro sumamente reflejada con esta maravillosa entrada Incal, nada peor que los susurros que aparecen incesantes regañando o abalando nuestras acciones.
    Una palmadita, un reto imperioso, un llamado de atención, todo en una noche que repasa nuestros días encontrando un resumen que cuando acaba, nos regala un susurros mañanero y ronco, ¿por qué no dejas de analizar tu vida por la noche?, cuantas mañanas deberé hacerme presente para recordarte la resaca de tales insomnios.
    Celebro tus palabras
    Esmeralda

    ResponderEliminar
  9. Esas voces que aparecen sin invitarlas, llegan susurran y veces nos inquieta. Yo le llamo intuición y me salvado de muchas... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Luís, un bello relato que parece nos decribe a muchos. Un verdadero lujo leerte y dejarte la huella de mi presencia.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Mañana vuelvo a leerte, pero ahora no podía dejar de reirme con la historieta ovoide y que sepas que me hiciste reir a carcajadas, cuanta razón tenés!

    Besos, y hasta mañana!!!

    (JAJA JA JA JA JAAA JA JA!!!)
    Todos los huevitos rotos, ajajajaj!!!

    ResponderEliminar
  12. Volví :)

    Me pregunto a qué hora debe murmurar una voz para que exista...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Incal, fascinada con tu post!
    Me veo en este espejo creeme, aunque soy mas del tipo soñador que pienso que a esa hora de la mañana cuando el sol nos calienta con su primer rayo pues es el alba quien te habla...
    Ahora cuando es de noche, ya me ha pasado y mira que pienso que hay mas de mi que la que veo en el espejo incluso he llegado a voltear a ver quien está detrás porque mira que murmuran verdad?
    Muy interesante y entrada y fascinante tema.

    Si una voz te mrmura es porque no quiere ser reconocida no crees?
    un abrazo fuerte y gracias por pasar por mi mundo un beso ;-)

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN