jueves, 24 de febrero de 2011

Valiosa confusión






Gente peligrosa, la hay de toda índole. Sin embargo, queremos referirnos a un espécimen en particular (que, en ocasiones hasta resulta ser uno mismo, aún inocentemente!): la que lo tiene todo claro. Seamos más específicos... Si uno revisa la propia vida, seguramente hallará tramos en los que así funcionaba: total, absoluta e irrevocablemente seguro de que las cosas eran tal como uno las percibía; y, sin embargo, al paso del tiempo, advirtió (a veces con derrumbes estrepitosos) que estaba alucinado, equivocado, delirado, mirando un sólo ángulo de la cosa, negando otro... Sin embargo... ¡cuidado con quien osara siquiera sugerirnos que nuestra claridad estaba espesa! Es normal: necios hemos sido todos. El problema, más que errar, es, como dice el I-Ching, perseverar en el error; empecinadamente, año tras año... Pocas veces nos damos cuenta de cuánto así dañamos a quienes nos rodean, y aun a nosotros mismos (tal como, a gran escala, los fundamentalistas dañan a enormes grupos humanos!).



Etimológicamente "necio" significa "el que se sostiene en el no-saber": prefiere conservar la ilusión de que SÍ sabe, y de que los demás están equivocados o no le comprenden. ¿Qué nos está sucediendo cuando así obramos? Que evitamos con toda nuestras fuerzas, una sensación que nos da pavor: la de sumirnos en confusión, como si cayéramos a un abismo. Preferimos ese falso "estar seguros" a admitir algo que, en verdad, implicaría una gran valentía: "Estoy confundido". De hecho, "no tener las cosas claras", socialmente suele ser mal visto. Sin embargo, para poder arribar a una instancia de verdadera claridad respecto de cualquier asunto, necesitamos adiestrarnos en el arte de transitar la duda, la no-certeza. Quien se atreve a sostener, en esa penumbra, el signo de pregunta como una antorcha, encuentra realidades que la seudo-claridad jamás le hubiera permitido vislumbrar. Pues a toda reorganización psicológica hacia un estado más evolucionado le precede una confusión generatriz: el caos propio de todo génesis. ¡Bendito sea!


La Psicología Transpersonal toma del Budismo la invitación a "cultivar una mente inquisitiva, auto-cuestionadora": replantearse lúcidamente lo que damos por sentado, pues la realidad es cambiante, aunque a veces prefiramos concebirla como algo fijo, por temor a lo indeterminado. Sí: la realidad (la de nuestro mundo interno, la del afuera, y la de los demás...) es como una mariposa viva, en permanente aleteo; la mente fundamentalista y rígida lo que quiere es cazarla, pincharla en un cartón, escribir su nombre abajo, y contemplarla así: muerta. Cuando nos mantenemos en esa actitud, lo que en verdad hacemos es embalsamar nuestro propio espíritu; nos volvemos cerrados e intolerantes, aburridores y aburridos, ajenos a lo más valioso de la vida: la posibilidad de transformación.



El poeta colombiano contemporáneo Juan Manuel Roca lo dijo extraordinariamente:

SEÑOR de la DUDA

"Más que fe, dame un equipaje de dudas.
Ellas son mi puente, mi afluente, mi oleaje.
Venga a nos el Reino de lo Incierto.
Mantén en vilo mis verdades,
concebidas, muertas y sepultadas
en los telares del olvido. Llévame
por las arenas movedizas,
dame a comer el pan de la derrota,
a beber el agua del silencio.

No hay timos ni trucajes:
estoy herido y soy mi camillero.
Sean las certezas cual palacios de nieve
a los que alguien asedia con el fuego.

Señor de la duda, si existieras,
escucha la oración del descreído."

Muchas gracias a sus autores : Virginia Gawel & Eduardo Sosa, Directores del Centro Transpersonal de Buenos Aires, Blog pensamiento sensible.





10 comentarios:

  1. A veces pasamos por esas etapas de tener todo claro y luegomirando hacia atrás emos cuán equivocados estábamos... lo importante es poder reconocerlo y que no vuelva a suceder... eso sería aprender, empezar a aprender porque aprendemos cada día...
    Y si ya tuviéramos todo claro que aburrido sería vivir..., verdad...?
    Siempre me gustan tus post... me hacen pensar más de lo que pienso... y pienso todo el día... :)
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. "Más que fe, dame un equipaje de dudas.
    Ellas son mi puente, mi afluente, mi oleaje"

    Yo he crecido mas cuanto mas dudas he tenido.

    Genial como siempre tus reflexiones, me vino al pelete leerte hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. crezco con mis dudas y dudo de mis certezas, despues de un largo tiempo de andar no aprendiendo, las heridas son más útiles.

    siempre abriendo mentes, querido incal.

    saludos, luis!

    ResponderEliminar
  4. Maravillosa entrada.

    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  5. A ver, Luis, ¿De qué vamos?!Viva el error y viva la equivocación!!Así aprendemos los humanos... tristemente...!!

    No necesitamos experimentar, ya nos lo explican los mayores...así hemos sobrevivido y aplastado al resto de vida de nuestro entorno. Somos muy inteligentes!! Lamentablemente "inteligentes" (¿?)...

    Mi hijo duerme...

    Filosofemos acerca de la duda y mientras tanto nos "cargamos" al resto...

    No hay que dudar !hay que actuar! LO SIENTO,Luis, para analizar aquí estoy...Basta ya de reflexiones vacuas.

    Un beso grande, (ya sabes que te quiero )
    Gracias por estar aquí (!qué suerte para los que te tienen cerca!!)

    ResponderEliminar
  6. http://jordana-paz.blogspot.com/2010/11/y-que.html

    HERMOSISIMA ENTRADA... creo que sólo el que puso en duda su mayor certeza y salió mas fortalecido, con la mirada mas brillante que antes puede entender tu entrada.
    Abrazos!

    (Leer tus entradas es como recibir una caricia del viento, un rayito de sol. Gracias!!!)

    ResponderEliminar
  7. Lleva toda la razón Pat. Y como se nota que no es una necia, su razón no persevera en el error. Una fresa, una siesta, un hijo durmiendo, una película, un paseo en bici, ....pequeñas cosas, ..deberían bastar para no tener la necesidad nunca de llevar razón siempre. Por lo demás, me gusta una frase que me perdonarás que no cite la fuente, porque debí leerla en algún sitio y en mi cerebro se quedó: " la inteligencia es el arte de convivir con los necios"

    Un abrazo, Luisote

    ResponderEliminar
  8. Luis... cuanto más leo tus palabras, más me doy cuenta de mi desconocimiento, ... y lo peor de todo, descubrir este sentimiento de insatisfacción, porque no hay tiempo.. y tampoco lo aprovecho.. por favor!! sigue con nosotros.. no dejes de contarnos...
    un abrazo enorme
    isla

    ResponderEliminar
  9. Creo que el que no duda es porque está muerto.
    Solo sé que no sé nada...pero tampoco estoy segura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. QUE NIVEL POETA!SORPRENDENTE!GRACIAS POR COMPARTIR
    UN ABRAZO ENORME,BESOS
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN