domingo, 24 de octubre de 2010

Pareja: nadie es la mitad de nadie !!!

Pareja: nadie es la mitad de nadie !!!

Virginia Gawel& Eduardo Sosa




Él: "Ya nunca te escucho decir 'te amo'!". Ella: "Es que les das más atención a tus amigos que a mí!". Él: "¡Porque tu madre está siempre en casa!". Ella:"¡Ni se te ocurra criticar a mi madre!". Y así, más y más de lo mismo. ¿Les suena? En verdad, ha de ser difícil escalar el Himalaya o graduarse como Ingeniero Nuclear... pero hay algo mucho más arduo: construir una pareja. Porque la pareja no es una flor silvestre: es una rara orquídea de cultivo

Y para que esa orquídea no se seque, no se pudra, no muera apenas ha brotado, es indispensable que los participes trabajen sobre las recíprocas proyecciones: la psique humana tiende a volcar sus contenidos inconscientes en un otro.

Si esto sucede sin que nos demos cuenta, dejamos de PERCIBIR a ese otro, deformándolo con lo que proyectamos sobre él.

Y, como el otro hace lo mismo con nosotros, si esto no se observa, cada uno se estará relacionando... con un extraño! Pues habremos reemplazado "percepción" por "proyección".

¿Qué proyectamos? Muchas cosas! Citemos algunas:



a) Rasgos difíciles que no aceptamos como propios, de manera que... no los soportamos en el otro!

b)Rasgos positivos que no nos atrevemos a ejercer, y que delegamos en el otro, generando una exageración de sus dones, -y con ello un amor dependiente

c) Emociones que no tienen que ver con esa persona, sino con otras de nuestro pasado (de modo que el Inconsciente busca resolver en ESTA relación lo que quedó "sin digerir" de OTRAS relaciones).

d) El Ánima y el Ánimus: modelos inconscientes, -en parte innatos-, de como "tendría que ser" nuestra pareja (lo cual, por supuesto, implica EXPECTATIVAS que esperamos el otro cumpla, y que el otro espera que nosotros podamos satisfacer). Carl Jung (uno de los primeros en integrar los conocimientos de Oriente a la Psiquiatría occidental, precursor del paradigma Transpersonal) le llamó Ánima al arquetipo de mujer que todo hombre tiene dentro de sí, y Ánimus al varón interno de cada mujer.

Veamos cómo funciona esto...





Cuando el hombre se asume como varón, su parte femenina queda relegada al Inconsciente. En la mujer, queda relegada al inconsciente su varón interno. Mas luego, al ir madurando, la psique busca volverse completa. Así, el Inconsciente "pone fuera" esa parte relegada, de modo que nos resulte más visible y la recuperemos: el varón proyectará su Ánima en una mujer, quien oficiará de portadora de esa proyección.






La mujer proyectará su Ánimus en un hombre. El trabajo será tomar conciencia de ello para recuperar esos rasgos propios, y ver quién es REALMENTE el otro. (En la Psicología del Budismo Tibetano este concepto de recuperar las proyecciones es sumamente importante en el desarrollo de la conciencia de sí y en el despliegue de una vida emocional sana.)





Una pareja ex-terna, para prosperar, necesita que cada partícipe vaya tejiendo una buena relación con su pareja interna: el varón, encarnando conscientemente sus aspectos femeninos (sensibilidad, creatividad, afectuosidad...) y la mujer, su hombre interno (iniciativa, pensamiento propio, independencia...).

Es decir: “Casarse” consigo mismo para no exigirle al otro que sea "nuestra mitad". Nadie es la mitad de nadie! Cada uno está entero, pues su otra mitad habita dentro. Marie Louise Von Franz, colaboradora de Jung, lo dijo así en un reportaje:


"En las etapas iniciales de una relación

se mezcla por lo general
una gran parte de proyección,

y ésa es la causa de todas las peleas de amor.


Es decir: ella pide cosas que él no puede cumplir,
y él pide cosas que ella no puede cumplir,
y así Ánimus-Ánima chocan las espadas.
Si uno graba una pelea de amor
es lo mismo en todo el mundo,

literalmente, palabra por palabra.
Y eso es proyección!

Pero si las personas no escapan

y lo solucionan, y quitan en cambio

todo lo que hay de proyección,
entonces aparece, o se descubre,

debajo de esto, la verdadera relación.

Ahora bien: podría no haber nada...
o podría haber una relación enorme,

una verdadera relación, construida,

que no es lo mismo que proyección."









18 comentarios:

  1. Caramba!!!
    cuanto costo publicar este post!
    la maquina se trancaba,se borraban las letras...
    Pero aqui esta al fin...

    gracias

    ResponderEliminar
  2. me gusta lo que dices. creo que sí somos felices debe serlo primero por nosotros mismos. nuestra felicidad o tristesa no debe depender primordialmente de una pareja. entonces una pareja debe ser un compañero, nadamas. no pertenecemos a alguien simplemente somos viajeros haciendose compañia. entonces sí alguien siente que se muere cuando su pareja lo deja es porque no se complementa por si misma. ¿pero acaso es totalmente sano que nos complementemos a nosotros mismos? no me queda claro y me contradice, aunque creo que aquí la utopia sería precisamente eso, lograr ser individos plenos que convivan son alguien más para aprender cosas nuevas y no sentirse solos. tener un testigo de nuestra existencia.

    ResponderEliminar
  3. ooh gracias por este post...
    me parece fascinante la proyección que hacemos en los demás... pienso mucho en ello :)

    margott

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones Incal!
    Clarísimo. Debieramos aprenderlo desde chicos, tanto puede uno saber y hacer por mejorar los vínculos.
    Pero siempre preocupados y ocupados por otras geografias.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. auch!... mire la cuestión que se te ha antojado plantear en tarde de domingo!... pero, tan clara que hace entrecerrar los ojos, fruncir el entreceño, volver a leer.

    gracias por todo ese trabajo de publicarlo.

    beso, botija!

    ResponderEliminar
  6. Y por qué se ocupan tanto entonces de que seamos masculinos o femeninos... ;)
    Resolveríamos más problemas siendo libres de asumir que somos ambas cosas a la vez... sobre todo que podemos serlas.... que está bien que las seamos y que eso no significa homosexualidad...!
    Pero esto es tan viejo como la historia... llegaremos a solucinarlo alguna vez...?
    Ojalá podamos... por lo menos ahora ya sabemos cómo hacerlo... todo será cuestión de ponerlo en práctica... parece sencillo pero seguro es más difícil de lo que parece... ;)

    Quizás alguna fuerza oculta no quiere que esto se sepa... por eso los inconvenientes para publicar... ;)

    Siempre interesantes tus posts...!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. Hay veces que comprendemos algo tarde que nada es nuestro ponerle el "mio" a una persona es como una declaración de fracaso...

    Luis que tengas una bonita semana

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Muy...bueno...pero..¿Me...vas...a...decir
    que...es...fácil?

    Nop...anque...imposible.

    Besotesssss

    ResponderEliminar
  9. Hola Luis, evidentemente, todo lo que cuesta VALE.
    Cuántas verdades justas y juntas. Yo tengo una frase que me surgió de mi propia experiencia:"Tú no eres la arcilla sobre la cual moldearé el ser que yo quiero amar".

    Hay muchas uniones "patológicas". Jung, cuenta en uno de sus libros (no recuerdo cual), un caso que tuvo en terapia.
    "Una pareja se presentó por problemas matrimoniales. En el transcurso de la terapia quedaron a la vista estos detalles, no tan mínimos.
    Ella era una importante arquitecta, de muy alto nivel cultural que conoció a un muy buen hombre, muy dulce y tierno,haciéndo tareas de albañilería en su casa. Ella comenzó a sentir algo especial por él y ésto fue recíproco.
    Ella estuvo determinada en enseñarle a leer y a escribir y luego a que realizara otros estudios.
    Una vez que él progresó y logró todo lo que ella había deseado para él, comenzaron los problemas.
    El sentido de la unión se había esfumado. Ella necesitaba ser NECESITADA y él necesitaba ser AYUDADO."

    Un abrazo grande Luis

    ResponderEliminar
  10. Privado:

    Me parece mas que interesante tu reflexión cuando decís:
    "¿pero acaso es totalmente sano que nos complementemos a nosotros mismos? no me queda claro y me contradice,aunque creo que aquí la utopia sería precisamente eso,lograr ser individos plenos que convivan son alguien más para aprender cosas nuevas y no sentirse solos"

    Justamente es en la palabra "individuo" donde esta buena parte del asunto.
    Desde el punto de vista de la psicología jungiana ser un individuo es lograr ser integro,es decir integrar nuestra sombra o sea asumir aquellos aspectos supuestamente indeseables y negativos que tenemos y proyectamos al exterior juzgando y condenando a nuestro alrededor.
    Tambien implica integrar n nuestro aspecto femenino si somos hombres y viceversa.
    Individuación significa llegar a ser uno mismo. Como sinónimo podríamos hablar de autorrealización . Lo paradójico de la individuacion es que "necesitamos" al otro y el otro nos "necesita"a nosotros para poder complementarnos sin crear dependencia .

    No cabe duda que es todo un reto y como todo reto no esta exonerado de dudas,complejidades,contradicciones pero creo que vale la pena encararlo.

    Un abrazo.
    LUIS

    ResponderEliminar
  11. Cleopatra:

    Claro,que no es "fácil",pero esto no quiere decir que sea necesariamente "muy difícil".

    Creo que nosotros lo volvemos difícil, al identificarnos con el apego a nuestros propios condicionamientos que distorsionan y limitan nuestra capacidad de percepción y comprensión de la realidad.

    Condicionamientos que se suelen presentar,generalmente, de dos formas :de pereza y/o miedo.
    Para trascender este dúo (pereza/miedo) es imprescindible contar con cierta dosis de coraje y creatividad o al menos estar predispuesto a tenerla o desarrollarla.
    Y aquí,coincido plenamente contigo , esto no es nada facil.

    Pero como dice Caetano ,(aqui, a mi costado):
    "el hombre/mujer nació para brillar,no para la miseria."
    Por lo tanto estoy dispuesto ,a pesar de mis temores y pereza,a encarar la aventura.

    Besos.
    LUIS

    ResponderEliminar
  12. Cierto, no somos la mitad de nadie. Pero, ¿por qué es tan difícil para algunos (me incluyo) encontrar una pareja estable? ¿Quizá porque el amor maduro es difícil de encontrar y no nos conformamos con menos? ¿Quizá por ser demasiado exigentes? ¿Quizá porque preferimos seguir solos a no tener una relación plena con una pareja? ¿Quizá porque proyectamos demasiado en el otro?
    Uf, cuántas dudas existenciales.
    Un abrazo
    PD: gracias por seguirme :-)

    ResponderEliminar
  13. Alice:

    Como tu bien dices, son muchas las dudas existenciales ,lo importante es que estas dudas no nos paralicen .

    Por que al fin y al cabo en realidad es como dice Castaneda:" O nos hacemos infelices, o nos hacemos fuertes. La cantidad de trabajo es la misma."


    Besos.
    LUIS

    ResponderEliminar
  14. no creo ya en el término pareja ,parejo es algo donde se está a un mismo nivel ,si de parejas hablamos, se debe ser parejo en entrega,respeto,en entrega de amor ,generalmente ,y con pena escribo esto, es uno siempre de los 2 que da mas ,no sé porque siempre me ha sucedido así,leyes de vida??.
    Ahora digo tengo a alguien ...no digo ya mas pareja ,lo pongo anonimo porque ahora solo opino ,desde que cerré mi blog
    saludos ,

    Ale

    ResponderEliminar
  15. Creo que el error más frecuente es buscar en el amor la solución mágica a todos los problemas; pensar que el ser amado va a venir a solucionarnos la vida, a suplir nuestras faltas, a colmar nuestras necesidades.
    Andamos por la vida con una listita de características que creemos que debe tener el depositario de nuestro amor. Por supuesto, y como la naturaleza es sabia, terminamos enamorándonos de alguien que ni se arrima. :)

    A diferencia de Ale, yo creo en la pareja, en ir por la vida con alguien, juntos y a la par.

    ResponderEliminar
  16. Excelente posteo!!! Sumamente interesante!
    Una delicia!

    Nos estamos leyendo, saludos, Agustina.

    ResponderEliminar
  17. Me gusta fomentar mi sentido de la sociabilidad, pero eso sólo lo consigo si me me aseguro una buena dosis de soledad apetecible.

    De la misma forma, mi individualismo sólo consigue ser reforzado y enriquecido cuando me mezclo con los demás.

    Un matrimonio puede, digo puede y no existe garantía de que siempre lo pueda, ser una garantía de proyección recíproca.

    Exclente post, excelentes reflexiones, Luis.

    Un abrazo de parte de tu tocayo gaditano y saludos a tus interesantes comentaristas

    ResponderEliminar
  18. El problema es que el amor deforma a su manera, deforma hacia la perfección, pero no deja de ser una deformación, tan aberrante como las demás y decepcionante cuando se descubre. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN