martes, 19 de octubre de 2010

Suzanne

La canción de esta semana:

“Suzanne” de Leonard Cohen.





“Y tú aceptas viajar con ella, quieres viajar a ciegas y sabes que ella puede confiar en ti, porque has tocado su cuerpo perfecto con tu pensamiento.” – Leonard Cohen, "Suzanne"


“Suzanne” es una canción escrita por el poeta y músico Leonard Cohen en la década de los 60. Es de esa clase de canción que nació para convertirse en un clásico.

Ha acompañado a varias generaciones y hasta hoy en día forma parte del indispensable repertorio que su público demanda en cada presentación. Como compositor siempre sentí fascinación por saber de la historia real que acompaña el proceso de inspiración y creación de una canción y mucho más si se trata de Leonard Cohen, cantautor que al decir de Bono el lider de U2 :aún en los momentos mas oscuros de su lírica, logra encontrar belleza”.

Cuenta el propio Cohen que cuando conoció a Suzanne Verdal, quedo totalmente cautivado de esta hermosa joven hippie canadiense, esposa de Armand Vaillancourt, escultor y buen amigo del cantautor. Cohen la describió como una joven “bella e inocente”.y le inspiró un poema, “Suzanne Takes You Down”, publicado en el libro de Cohen Parasites of Heaven (1966), que, más tarde, se convirtió en canción.



Todo comenzo cuando Suzanne Verdal le servía el té con trocitos de naranja a Leonard Cohen mientras contemplaban el río Saint Lawrence en Montreal.

Cohen ,todo un caballero, era consciente de sus sentimientos hacia Suzanne pero también era consciente de que era la esposa de su amigo y por ese motivo jamás tuvo un affaire con ella. La "tocaba con la mente", tal como lo dice la canción, la acariciaba con el pensamiento.

En el verano de 1965 Suzanne se separa definitivamente de su marido Armand Vaillancourt . A partir de ese momento la amistad entre Leonard y Suzanne se intentisifica , pero la relación ente el poeta y su musa continuo siendo platónica.


El tiempo pasa…Leonard Cohen adquiere fama mundial y Suzanne Verdal se convierte en coreógrafa y bailarina de pequeños espectáculos, viajando por todos los Estados Unidos. Tuvo un grave accidente al caerse de una escalera, lo que supuso el final de su carrera como bailarina, y se vio obligada a pedir limosna por la calles de la localidad californiana de Venice Beach.


La primera canción, por la cual Cohen logra reconocimiento en el mundo de la música es justamente Suzanne. Después del éxito de Leonard Cohen, Suzanne sólo coincide dos veces más con él poeta y cantautor. La primera vez fue durante un concierto de Cohen en Minnesota. Él la vio entre el público y al final de la función se acercó a ella y le dijo textualmente:
“Me regalaste una bonita canción, chica”. Cuenta la leyenda que la segunda vez fue varios años después en una plaza del viejo puerto de Montreal. Suzanne, se encontraba ya muy degradada físicamente, estaba bailando a cambio de unas limosnas. En ese mismo momento, el propio Cohen se paseaba por la plaza, pero no la reconoció o fingió no reconocerla…


Nunca sabremos la verdad ,pero lo que si sabemos es que hoy en día Suzanne vive
en una camioneta acompañada por muchos gatos que ella misma adopta y dependiendo, en parte, de la bondad de la gente, en Venice Beach.


“Suzanne te lleva a su casa junto al río, puedes oír el paso de las barcas, puedes permanecer toda la noche junto a ella. Y sabes que está medio loca, pero tal es la razón por la que quieres estar allí y te ofrece té y naranjas que llegan por lejanos caminos desde China.”

Por su lado Leonard Cohen ,hace un par de semanas cumplió 76 años y lo celebro ofreciendo un concierto de casi tres horas y media en la ciudad francesa de Marsella .

Seguirá su gira por Francia, para continuar en Alemania, Polonia, Rusia, Eslovenia y Eslovaquia, donde pondrá punto final a su gira mundial después de ofrecer más de 220 conciertos desde mayo de 2008.


De su regreso a los escenarios el mismo dice: “Ha pasado un largo tiempo desde que me paré por última vez sobre un escenario en Londres. Fue hace catorce o quince años, yo tenía 60, era sólo un chico con un sueño loco”.



25 comentarios:

  1. Adoré leer este post y escucharlo cantar mientras leía esta historia de amor, me llevaste a ese mundo de té de naranjas frente al río, a las vueltas irónicas que tiene la vida.

    Me pregunto ¿porqué no pudieron encontrarse?

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que Suzanne fue la musa que necesitaba Leonard como todo buen compositor, autor y creador, en este caso la idealización del amor.

      Eliminar
  2. ...dos segundos después me respondo, tal vez ese fue el encuentro...

    ResponderEliminar
  3. "La poesía es evidencia de la vida; si tu vida se está quemando bien, la poesía es la ceniza". [Leonard Cohen]

    el espacio para el coemntario quedó justo al lado de esta frase de Cohen.

    y eso es verdad para él y para Suzanne, no?

    miraba esas dos fotos en las que el tiempo ha pasado y ella tiene el mismo vestido... y pareciera que el mismo perfume ritual de té con naranjas.

    bellísimo, Incal.

    gracias por esta clara e intensa historia de amor!

    ResponderEliminar
  4. Pato:
    te preguntas porque no pudieron encontrarse y dos segundos despues te respondes que tal vez ese fue el encuentro ... Creo que algo de eso sucedio...

    Presiento que se conocieron para que fuera posible que naciera esta cancion.
    Cancion a la cual ,gracias a ella(a Suzanne y a la cancion rspectivamente) ,Leonard Cohen decide dedicarse a cantar y grabar.
    Recordemos que Cohen era y es poeta y escritory su iniciacion a pleno con la musica se la debe a la musa de Suzanne Verdal.

    Años mas tarde Cohen conoceria a otra Susan,tambien artista y madre de sus hijos a la cual le dedico otras canciones tan hermosas como esta .

    Pero como esta respuesta a tu comentario no quiero caer en lo "cholulo", prometo escribir, en un futuro proximo, otro post contando algo de todo esto.

    Besos.
    LUIS

    ResponderEliminar
  5. Jo..qué historia!!Me quedé triste por el final de ella.Besos

    ResponderEliminar
  6. no conocía la canción ni la historia
    triste final para ella
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Miralunas :

    Ya lo sabemos:las casualidades no existen,o sea que no es casual que tu comentario haya quedado "justo" a la altura de la frase de Cohen dandonos una lucida respuesta de lo que sucedio con los personajes de nuestra historia.

    "La poesía es evidencia de la vida; si tu vida se está quemando bien, la poesía es la ceniza".
    En el caso de Cohen ,a los 76 años la poesia,es decir la ceniza lo impulso a renacer de nuevo y remontar vuelo cual ave fenix.
    Tambien Suzanne ,aunque sea un poco triste su historia,ha convertido a su manera,en poesia su propia vida.

    Besos.
    Luis

    ResponderEliminar
  8. Yo también pienso que todo lo que ocurre tiene un motivo, aunque nos cueste años entender cuál fue o nunca lleguemos a entenderlo.
    Qué historia tan fascinante la de ellos dos.
    Un abrazo.
    Y gracias por hacer un hueco para seguir compartiendo belleza y sabiduría.

    ResponderEliminar
  9. Sin querer o sin saberlo, cada uno de nosotros puede ser Suzanne para alguien, inspiración, empuje para realizar algo que nos hubiera parecido imposible lograr sin esa persona y que una vez sucedido, nos damos cuenta que no hemos podido ni agradecerles su participación que posiblemente estos, ni conocen haber sido partícipes..
    Suzanne es inmortal debido a Cohen, ya que se convirtió en un clasico y lo podran disfrutar generaciones venideras,pero también hay que hacer tributo a tod@s los Suzannes anónim@s que hacen que la vida de much@s merezca la pena. Besos, Sila

    ResponderEliminar
  10. Hermoso blog! Realmente, inspirados.
    Besos, Agus =)

    ResponderEliminar
  11. Juraría que ya había estado por aquí...
    Siempre me encantó esta canción, saca mis emociones. Creo que merece la pena una vida porque te hagan una canción así.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, venía bien la historia hasta la parte en la que se la cruzó en la plaza y no la reconoció o fingió no reconocerla…
    Prefiero pensar que no la reconoció... hablaría muy mal de él si pasara a su lado y fingiera no reconocerla...
    Sé que no es punto de la historia pero creo que muchos, muchas veces, nos olvidamos de quienes fueron los artífices de nuestro presente y al encontrarlos hacemos la vista gorda...
    Nadie es lo que es por propia determinación... siempre alguien intervino, de alguna u otra manera para que seamos lo que somos...
    Y debemos ser agradecidos por ello...
    Y si no, si no le debiera absolutamente nada, sólo por solidaridad a quien, en algún momento fue su amiga y su amor secreto, debería haber detenido su paso y brindarle ayuda...
    Prefiero pensar que realmente no la reconoció... eso hace que quiera seguir escuchando su bella canción...
    Hermoso post... llenos de aroma a naranjas, mi preferido...!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  13. Probablemente Suzanne haya sido solo una hermosa mujer, que invitó a Cohen a mirar la vida desde otra perspectiva mientras tomaban té cerca del río.
    Y nada más.
    El resto lo ponemos nosotros.
    Esa es la verdadera belleza de la poesía y de la música.
    Abrirnos las puertas para inventarnos realidades paralelas.

    ResponderEliminar
  14. Hace algún tiempo escuche una entrevista a Octavio Paz donde el aseguraba que el amor es eterno, entonces el periodista le replica que eso es un ideal,no una realidad.
    Paz lo mira atentamente y sin inmutarse le responde :Dije que el amor es eterno , las parejas , noviazgos, matrimonios,romances y demás relaciones son inevitablemente pasajeras...

    ResponderEliminar
  15. Luis, ante todo agradecerte el comentario que hiciste en mi blog, en especial porque me hizo regresar a esta, tu casa virtual, para disfrutar escuchando esta hermosa canción de Cohen guiado por tu maravilloso escrito. Sin dudas una vez, en la única realidad de un instante, existieron una Suzanne y un Cohen que en cópula virtual, engendraron esa canción, nada tienen que ver con la Suzanne y el Cohen de otro instante en Montreal. Modos de la realidad y la poesía, eternidad arrebatada a un instante ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  16. Amar es perderse en el tiempo,
    ser espejo entre espejos.
    Es idolatría:
    endiosar una criatura
    y a lo que es temporal llamar eterno.

    Fragmento de Carta de Creencia, de Octavio Paz.

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo con Octavio Paz... pero que ya no amemos a una persona no significa hayamos olvidado los bellos momentos que nos hizo sentir... y si no negamos una mano a un extraño, mucho menos a alguien que fue un amor... aunque sólo sea por agradecimiento...
    Pero ese es sólo mi pensar...

    ResponderEliminar
  18. !Qué historia más triste! Gracias por compartir tus conocimientos. No obstante, esta canción núnca me ha entusiasmado: es lánguida y monocorde....se me hace aburrida!Eso sí! es inconfundible.

    ResponderEliminar
  19. Por cierto !Interesante el comentario acerca de Octavio Paz! !Qué razón tiene...!

    ResponderEliminar
  20. Espléndido relato,sensación de angustia esa que se produce cuando hay caminos tan distantes.La fama y la indigencia, y un amor que se queda entre las letras de una melodía. Me ha conmocionado. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  21. Reina :

    tus comentarios hablan mas de tu nobleza de corazon y de tu capacidad de empatia que de lo que"realmente" sucedio entre Leonard Cohen y Suzanne Verdal.
    Toda relacion humana es un misterio y en este caso ,el fruto es una cancion hipnotica(languida y monocorde,al decir de Pat.mm)que
    como dije en el post ,nunca sabremos la verdad,pero como toda buena obra de arte repercute en nuestro interior conmoviendonos generando multiples reflejos.

    como siempre un placer contar con tu aporte.
    Besos.
    LUIS

    ResponderEliminar
  22. Sí, claro... mi comentario está referido a que quizás "fingió no reconocerla"... pero no sabemos cuél es la verdad... quizás simplemente pasó a su lado y ni siquiera la vio... :(
    De todos modos me gustan sus canciones...
    un beso

    ResponderEliminar
  23. Gracias por explicar la historia de esta canción maravillosa de Cohen, tiene tantas...

    ResponderEliminar
  24. Preciosa canciòn y muy interesante el relato que la acompaña. Un gusto pasar por tu casa...
    Graciela

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN