jueves, 14 de octubre de 2010

educar

Encerramos a los niños de cuarenta días de edad
en las guarderías... acusados de haber nacido.

Con cuatro años, cuando los colores de la vida
son más brillantes, les mandamos al colegio,
por reincidentes.

Allí les enseñan... la Historia trastocada
por el poder vigente,
Humanidades sesgadas,
Geografía sin orografía,
Religión por Dios!
y Ética ¡por estética!.

A los dieciséis, con un poco de “suerte”
terminan el colegio sin haber “aprehendido” nada.

Los listos sacan sobresaliente,
los inteligentes aprueban,
los sensibles apenas llegan a suficiente
los vulnerables catean... todas... todas las veces.

El genocidio intelectual se sucede,
inexorablemente.
Para el Derecho de Estado sería muy peligroso
que los niños aprendiesen a cuestionar.
¡De adultos podrían hacerse preguntas inteligentes!



Purificación Domínguez Díaz






29 comentarios:

  1. Interesante planteamiento, lo comparto.

    Saludos cordiales.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. "los sensibles apenas llegan a suficiente"...un niñito con severos problemas atencionales, medicado por un neurólogo para poder seguir el ritmo de la educación tradicional, juega a la ajedrez, gusta y aprende a tocar el saxo y de menera autodidacta teje pulceras y collares que copia de solo ver. Tiene una sensibilidad especial pero eso no vale!...Esto es real, lo vivo, lo veo, lo escucho y lo admiro por sus maravillosas capacidades.

    ResponderEliminar
  3. Para mi es una tristeza que por la vida que hoy llevamos tengamos que dejar a nuestros hijos en guarderías siento que nos perdemos de mucho...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Incal, magnífico poema. Pero no siempre es así. Ésta es una de las caras de la vida. Un día yo miraba como una mamá Pata enseñaba a sus hijos en un río a nadar contracorriente. No hay más remedio que aprender para sobrevivir en esta selva tan llena de obstáculos como es la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Para el estado es peligroso que los niños piensen, puego serán adultos pensantes a los que no podrán dominar con un subsidio a la pobreza...
    Mejor un pueblo ignorante, que no piense, que no sienta, que no razone.... así les dicen qué y cómo pensar... a quién seguir, a quién votar...
    En fin... en todos lados es igual... qué podemos hacer...? me resisto a pensar que nada...

    MAGAH... me pasa igual...estoy enseñando a un chiquito con déficit de atención e hiperactividad, a leer y a esribir... no hay cabida en la escuela para él... baila, enhebra rosarios, maneja la computadora, toca precariamente una armónica, juega al ajedréz conmigo, en cualquier momento comienza a ganarme... se alegra y me abraza cada día al verme llegar... aprende...!!! y se da cuenta de que sí puede aprender...
    En la escuela le dijeron que nunca iba a progresar... pero sólo necesitaba alguien que quisiera tomarse el tiempo de enseñarle...

    Maravillosa entrada Luis... los que alguna vez fuimos educadores, nunca dejamos de serlo... y estas cosas nos movilizan mucho...
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. http://www.youtube.com/watch?v=ib-j87eAnCU

    un beso, me gustó

    ResponderEliminar
  7. Me parece una visión muy negativa y tendenciosa de la educación.
    ¡Qué fácil es criticar sin ofrecer soluciones!
    Seguro que que la educación no es perfecta, habrá que pulirla, trabajarla ... y en cualquier caso, los padres deberán estar ahí para educar también.
    Por otro lado, tanto las guarderías como los parvularios son centros de educación no obligatorio, así que quien no esté conforme que no lleve a sus hijos.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta cómo sabes mutar en poema un tema tan cotidiano. Eso muestra como un alma sensible también sabe unir corazón y cabeza.

    Y gracias por no meterte con mis matemáticas...jajaja...

    Un beso, poeta maravilloso.

    ResponderEliminar
  9. Da tristeza el pensar que esté ocurriendo esto, no hay motivación en las aulas y la mayoría están en ellas porque es obligatorio…muy interesante el poema y la vez preocupante, algo se tendrán que hacer.
    Me gusto la entrada.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. La educación de ahora no hay que pulirla y trabajarla, hay que derribarla para empezar con unas bases buenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Todos los discursos genocidas tienen sus fisuras...la educación "for-mal" es sólo uno de ellos,veo que hay muchos poetas...entonces algunos se salvaron. Es un tema que moviliza para el cuestionamiento. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Sólo decirte que he pasado y he leído este profundo poema, que ha hecho dejar maravillosos comentarios, qué puedo agregar que no se haya dicho, sólo agradecer a los educadores que ven en cada niño un ser único e irrepetible, con todas las posibilidades por explorar. Nadie puede cerrar una puerta al aprendizaje, todos podemos aprender y aprehender, todo depende de quién se pone al frente de ese proceso.
    Cada vez creo menos en la educación formal, cada vez la encuentro mas endeble.

    Ayer viví una experiencia muy larga para contar aquí, pero me dejó un sabor amargo y ahora entro y me encuentro este post, qué bueno, me ha endulzado el espíritu.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Creo necesario hacer algunas aclaraciones.
    1) el texto no es de mi autoria :pertenece a Purificación Domínguez Díaz. Lo leí en una página de educación holistica y me gusto para compartirlo con todos ustedes.

    2) muchos de los seguidores de este blog saben de mi tarea como educador no-formal con niños en situación de calle.
    Pero creo indispensable ,(nobleza obliga), destacar ,aplaudir y apoyar la labor de las maestras/os y profesores/as que trabajan desde el sistema formal educativo dando lo mejor de su humanidad.
    Tengo muchos amigos/as que están allí para sembrar semillas de consciencia desde el "ojo de la tormenta", es decir en las escuelas y colegios formales.
    Ellos son imprescindibles para nuestros niños y jóvenes como también para los padres y adultos que queremos una educación mas humana.
    Aquí mismo por medio de este blog he tenido la fortuna de conocer a Laura Caro de Madrid , Ktna de Chile, Susana de Zaragoza (España),Silvia de Corrientes (Argentina)y Gla de Buenos Aires, que hacen de la educación ,una misión y vocación luminosa.
    a todos/as y a cada uno mi admiración ,de alguna manera son los “heroes “ de nuestros
    tiempos.

    Besos
    .LUIS

    ResponderEliminar
  14. Magah: gracias por tu mágica mirada.

    NV Ballesteros:
    si,amiga ,es una dura realidad ,el de tener que confiar a nuestros pequeños a las instituciones. Por eso considero importante mantener un vinculo estrecho y comunicación fluida con los educadores de nuestros hijos.

    Tecla:
    muchísimas gracias por traer presente a través de tus palabras el hecho de que :"no siempre es así. Ésta es una de las caras de la vida"
    Por supuesto que si ,y siempre tener presente que el gran desafió es tener la creatividad y lucidez suficiente,como tu bien dices,"para aprender a sobrevivir en esta selva tan llena de obstáculos como es la vida."

    Gracias.
    Luis

    ResponderEliminar
  15. Reina:
    que bueno que ese chico pueda contar con tu presencia.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Anabel:

    Ecierto que el texto es tendencioso, pero por eso mismo lo elegí, porque la educación es un tema (como otros tantos) en el que estamos ya demasiado acostumbrados a no cuestionar la raíz del problema y en su lugar proponemos pseudo- "soluciones" como "pulirla"…
    El texto es notoriamente tendencioso, pero no lo considero negativo.

    Considero que justamente como bien dice Purificación Domínguez:
    "Para el Derecho de Estado sería muy peligroso
    que los niños aprendiesen a cuestionar.
    ¡De adultos podrían hacerse preguntas inteligentes!"
    Y lamentablemente esto es una realidad: durante años fuimos "adiestrados" ,bajo el pretexto de ser "educados" para no reflexionar, cuestionar ni mucho menos crear alternativas validas de transformación. Lo mas triste es que muchas veces terminamos justificando o defendiendo a aquello que es injustificable e indefendible, es decir a aquello mismo que nos "adroctino".



    También quiero decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo cuando decís: ¡Qué fácil es criticar sin ofrecer soluciones!
    El criticar sin hacer es una falsa compensación ante las frustraciones. Por eso me parece brillante las actitudes creativas de MAGAH y Reina que, como cuentan en sus comentarios, se acercan con inteligencia y sensibilidad a la mejor educación: el respeto al sentir o ser diferente del otro, en este caso de un niño con " déficit de atención e hiperactividad".
    Como educador también intento,en la medida de mis posibilidades, cotidianamente dar lo mejor de mi para aportar alternativas creativas traducidas en hechos concretos.

    Por ultimo: presiento que tal vez escribimos desde realidades diferentes, cuando tú decís que "tanto las guarderías como los parvularios son centros de educación no obligatorios, así que quien no esté conforme que no lleve a sus hijos."
    Eso, supongo, que debe ser así en tu país, porque aquí en Uruguay es obligatorio.
    Los padres que “pueden” elegir llevar o no a sus niños a la guardería, son los de clase alta o clase media alta, porque en el caso de la gran mayoría de chicos que concurren a loa guarderías “obligatoriamente” es porque muchas veces es la única manera que tienen de desayunar y merendar adecuadamente. Porque forma parte de este sistema perverso, el de existir una clase de “educación” para los pudientes que pueden pagarla y otra muy distinta para los pobres.
    Y esto, me atrevo a decir aun a riesgo de generalizar, que es así en todos los países, tanto en los auto-denominados primer mundo o despectivamente tercer mundista.

    Gracias por tu aporte
    Un abrazo
    Luis

    ResponderEliminar
  17. Hola, bello blogg, preciosas entradas, gracias por compartirlas, te encontré en un blogg común,si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buena tarde,besos.

    ResponderEliminar
  18. Interesantísimo poema, que refleja la fuerte realidad de la educación formal, hablando en general, ya que siempre hay excepciones.

    Me quedo pensando en todas las circunstancias por la que he debido atravesar en los procesos escolares de mis tres hijos. Muy variados por cierto y lamentablemente con muchas deficiencia por parte no tan sólo de los docentes sino del resto de las autoridades de la escuela.

    Por lo menos aquí en argentina, la escuela en la mayoría de los casos dejó de ser un espacio de aprendizaje para convertirse en un refugio social donde principalmente los niños van a comer. Triste realidad por cierto.

    Por otra parte, no está permitido ser diferente. Hay que encajar en un formato, el formato que desde el ministerio de educación se baja como línea de trabajo - y también fijando límites de todo orden- para las autoridades de las escuelas y los docentes y éstos a su vez lo transmiten a nuestros hijos.

    La burla hacia un niño distinto, no es tomada en cuenta hasta que el niño burlado, ya cansado de reclamar ayuda a su docente, termina reaccionando tal vez violentamente. Entonces, se lo notifica, se llama a los padres para decirle del comportamiento agresivo de su hijo; que debería realizar tratamiento psicológico. La víctima pasa a ser el victimario, porque ellos no están capacitados y/o no tienen las herramientas para contener ese tipo de violencia verbal, tan cruel que corroe la autoestima de un niño.

    Por otra parte, los juegos de niños en muchos casos se han convertido en una especie de amenaza terrorista, ya que en otros tiempos, esos problemas de varones se arreglaban entre varones y no pasaban a mayores. Ahora con la intervención desubicada de los adultos, se agrandan los conflictos y se estimulan las enemistades entre ellos, que luego sí pueden pasar a mayores.

    Entre todo esto, el hambre, la violencia familiar (la de los niños y la de los docentes), la escases económica... el aprendizaje se ha olvidado, se ha perdido.

    No quiero ser pesimista, pero estamos entrampados en una red siniestra, donde tanto docentes y alumnos, terminan siendo funcionales a los grandes intereses del poder.

    Es una maravilla cuando uno puede encontrar algún lugar, ya sea oficial o no, donde se puede ser, y desde ahí, crecer y aprender.
    Por todos aquellos que desde adentro o desde afuera, resisten a esta dominación del intelecto y a esta represión del desarrollo del pensamiento como la expresión del alma,mis gracias y mi admiración por tanto esmero y esfuerzo!!!

    Perdón por la extensión, y he tratado de ser breve jaja...

    Gracia Luis por traer este tema tan importante.
    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  19. Beatriz:

    Me encanta cuando la gente se permite brindar y brindarse un tiempo para reflexionar y expresar lo que piensa y siente.
    Nos enriquecemos mutuamente.

    Gracias Beatriz,por contar con tu asidua presencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Es imposible limitar el tema de la educación al ámbito institucional.

    Definitivamente la escuela no enseñará a pensar, solo hará que los alumnos se conviertan en mero receptores de datos, que cumplan con la currícula, que molesten lo menos posible y que se vayan a su casa o donde sea que puedan. Los temas que se abordan y la forma en que lo hacen no son en absoluto motivadores.
    Pero también vale preguntarnos que nos pasa a los padres que no podemos inculcar a nuestros hijos las ganas de ser librepensadores. Los criamos en una sociedad en que todo se te da resuelto: deliverys, comidas instantáneas, pagos electrónicos desde casa, compras por internet. Si hasta las ideas nos las dan masticadas. ¡Para que van a leer un libro si en El Rincón del Vago tenés el resumen!

    No podemos culpar al sistema educativo. Debemos hacernos cargo. Por cuatro horas que están en la escuela (siete algunos, los menos), el resto del día son nuestra absoluta responsabilidad.

    ResponderEliminar
  21. Vuelvo para agregar que soy mamá de dos varones de 6 y 12 años. El mayor nunca fue a la guardería, porque lloraba. Pero debía quedarse en casa con una niñera porque yo trabajaba. El menor iba FELIZ a la guardería desde el año. Los sábados protestaba!
    No sentí jamás que los estuviera "depositando" en otras manos.
    No te olvides que, además de conocimientos, la escuela les enseña a socializarse, a salir del esquema familiar.

    ResponderEliminar
  22. Bienvenida Malena:

    en lineas generales estoy de acuerdo con casi todo lo que decís.
    Culpar al sistema educativo es buscar un chivo expiatorio,la educación es una responsabilidad social,familiar e individual y por lo tanto,aunque suene trillado ,es tarea de todos.
    En definitiva la educación institucional es un reflejo de la sociedad y viceversa...
    Por eso se vuelve imprescindible pensar y soñar una nueva escuela porque es también soñar con otra sociedad...ya se que mis palabras pueden sonar a utopista,a hippie viejo como diría mi hijo, pero para mi ,el luchar por mis sueños,es la mejor manera de mantenerme despierto.
    Algo de esto ,ya lo he explicado en un anterior post,que me encantaría que leyeras, aquí te dejo el link:http://usaelreflejo.blogspot.com/2010/06/imoposible.html

    Sabes ,creo que este tema me esta inspirando para escribir un próximo post.
    Nos estamos comunicando.

    Besos.
    LUIS

    ResponderEliminar
  23. Como voy a pensar, dijo el fulano, que el mundo se quedó sin utopías - diría Mario Benedetti.

    Te cuento, brevemente, que vengo de una familia de docentes.
    Mi madre trabajó durante muchos años en una escuela rural como trabajadora social.
    Mi hermana es profesora de inglés en una escuela que el Estado dio en llamar de alto riesgo y los alumnos la adoran. Es de las que se pasa buscando material novedoso para llevarle a "sus chicos" y va con su música y sus libros y fotos y sopas de letras rodando por las aulas.
    Es por eso que no me gusta mucho la crítica a la escuela como institución. Porque sé que desde adentro, y más allá de los problemas de estructura y curriculares, hay gente que pelea y cree que es posible una educación pública y gratuita mejor.

    ResponderEliminar
  24. Lamentablemente lo que dice Malena ya se ve poco... quizás en las escuelas de alto riesgo sea aún común, ya que trabajar ahí no lo hace cualquiera, hay que tener verdadera vocación... pero cada vez quedan menos escuelas públicas, el gobierno las abandona para que las abandonen y los que pueden esforzarse un poquito más llevan a sus hijos a alguna privada de medio pelo, donde aunque sea tengan estufas en invierno y no pasen frío pero de ahí para arriba sólo es una carrera para ver quién acumula más conocimientos en menor tiempo... pero de enseñar poco y nada... y de enseñar a pensar, a razonar, a elegir, a no dejarse manipular.... de eso cada vez menos...
    Hay una generación de maestros que no tienen vocación, que sólo estudiaron magisterio porque se recibían en poco más de dos años... luego van al trabajo como si fueran a una oficina, como de rutina... y la escuela no es rutina y a la escuela no se puede llegar con las manos vacías, hay que tenerlas llenas de recursos nuevos cada nuevo día...
    En fin, no quiero seguir con el tema porque me entristece mucho...

    No quiero decir con esto que todos los docentes sean así, no se entienda mal, aún quedan los maestros de vocación pero cada vez los vemos menos... :(

    ResponderEliminar
  25. He trabajado 10 años en un Colegio y no creo en este sistema educativo.Es alienante y a mi me parece que su función es la de crear individuos amnesicos de sus propias capacidades creativas y hacerlos dependientes de un sistema suicida.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Sinceramente, sigo sin estar de acuerdo con el poema, con lo que subyace, me parece una falta de respeto tremendo a los que se baten el cobre a diario con nuestros hijos.
    Sigo pensando que es necesario adquirir determinados conocimientos formales, sin ellos no se va a ningún sitio. ¿Podriás hacer algo sin saber leer o escribir?¿Crees que tu vida sería la misma si no supieras algo de matemáticas?
    Vengo de una tierra donde a principios del siglo XX el analfabetismo era superior al 50%. Ni que decir tiene que los señoritos y caciques campaban a sus anchas. Es fundamental aprender... aunque aún más lo es comer.
    Sí, partimos realidades distintas. Es evidente. Yo he tenido maestros (a lo largo de primaria y secundaria, incluso en la Universidad) que no te enseñaban cosas, pero no sólo de los libros, iban más allá. Pero, perdona que insista: los conocimientos formales son imprescindibles. Lo sigo pensando.

    ResponderEliminar
  27. Anabel:

    los conocimientos formales son imprescindibles y eso no esta en tela de juicio,por lo menos para mi.Pero hay formas y formas de adquirir esos conocimientos básicos ,por ejemplo en la época de dictadura en mi país y en toda latinoamerica , en realidad las matemáticas se enseñaban haciendo un especial énfasis en lo axiomático por sobre todas las cosas.
    Un axioma ,como se sabe es algo irrefutable,que no admite replica alguna.
    Obviamente que era la clase de educación que le interesaba al gobierno de turno. Razonar,calcular,deducir y otras tantas cualidades cognitivas que implica el aprendizaje de las matemáticas,no eran tenidas en cuenta.Creo firmemente que las matemáticas pueden ser,bien enseñadas y bien transmitidas, un ejercicio de libertad al igual que la literatura, biología , filosofía o lo que sea...
    Hace años que vivimos en democracia pero creo que igual cargamos con la herencia de aquellos años.porque en realidad , a los nuevos gobiernos democráticos tampoco les interesa mucho que la gente piense por si misma

    En tu país ,España,durante décadas se impuso la religión como forma educativa de
    adoctrinamiento y supongo que no les habrá sido nada fácil, a los que nunca quisieron ser sometidos a esas creencias, liberarse de tremenda carga. Cada gobierno encuentra según su idiosincracia ,la manera de domesticar y dominar a su población y la educación es uno de los medios mas poderosos de conseguirlo.
    No seamos ingenuos:la educación puede ser liberadora pero también y la mayoría de las veces es usada como un medio para perpetuuar el status quo de injusticia,desigualdad, discriminación y estupidez crónica.
    Respecto a que es una" falta de respeto tremendo a los que se baten el cobre a diario con nuestros hijos",te recuerdo que yo mismo soy educador y me gano la vida educando y se del valor ,compromiso e importancia de mi tarea,la cual amo y me entrego a tiempo completo .
    Y es por eso mismo que como ejercicio de libertad,considero fundamental el cuestionarme y el permitirme ser cuestionado.
    Considerar que es una falta de respeto el cuestionar a los maestros, médicos o cualquier otra profesión creo que habla a las claras de cómo la educación autoritaria lamentablemente ha conseguido sus objetivos de sumisión y complacencia .

    Gracias por estar presente.
    Un abrazo.
    LUIS

    ResponderEliminar
  28. El debate generado por este post me satisface.La educación me preocupa y agradezco conocer la inquietud que también produce en otros. Ciértamente la libertad y el poder parecen opositores..núnca debieran serlo.
    A los niños se les atiborra a medicación (son hiper activos- se afirma -...), los profesores no quieren diferencias y - lamentáblemente - los padres no permitimos que ejerzan su autoridad y sapiencia. Todo un problema...los niños son el futuro ¿Qué futuro estamos conviertiendo?

    ResponderEliminar
  29. !Ah! !Lo olvidaba! Gracias Luis por tus valiosísimos planeamientos.
    Un saludo desde Bilbao
    Patricia

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN