miércoles, 29 de septiembre de 2010

solitaria





esa nube solitaria me desconcierta

me trae a la memoria recuerdos inexplicables

como aquella vez cuando de un movimiento insospechado

robaste un libro de poemas de Michaux y me lo regalaste .

en aquel momento me quede pensando

¿debo aceptarlo o no ?

buscando respuesta lo abrí al azar y leí:

Los payasos no tienen padres.

¿Alguna vez conoció al padre de un payaso? ¿Ya vio?


Entonces claramente entendí que:

si tuve la fortuna de no ser huérfano

sin lugar a dudas la poesía seria mi destino

ya que de payaso no tendría futuro.


(¿es necesario decir que me quede con el libro

y que hasta hoy no termino de agradecerte?)


Como ya dije:

esa nube solitaria me desconcierta

me trae a la memoria recuerdos inexplicables






12 comentarios:

  1. La memoria va siempre por libre y asocia lo que le da la gana.
    Cuando en la escuela un niño roba algo, se le reprende - le reprendo- severamente; cuando en una escuela marginal, un niño roba un libro, nos sonreímos - me sonrío- y hacemos - hago- " la vista gorda". No tiene nada que ver, pero mi memoria también va por libre.
    Un abrazo, Luis.
    Me alegra mucho saber que sigues ahí.

    ResponderEliminar
  2. Laura:Te agradezco muchisimo haber "captado" el espiritu de este poema.


    Besos.
    Luis

    ResponderEliminar
  3. Chubasco?
    Me encantaron tu refelxiones al costado izquierdo (?)
    "usa el reflejo "

    ResponderEliminar
  4. Buscaste al azar tu destino, curiosa forma del camino encontrar. Ahora guardas el recuerdo de quien supo llevarte con poesía hasta el canto de la vida..
    A veces ser audaz vale la pena, aunque en el camino se tenga que robar un libro de poemas ;)

    Saludos desde México!

    ResponderEliminar
  5. No sé, me enternece pensar que alguien robe un libro para regalártelo. Me parece un acto de amor y me encanta como lo escribes.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mientras leía tu texto iba sintiendo, tal vez como una fantasía de mi interpretación, tu emoción al escribirla. De repente, te imaginaba, con la emoción en el pecho viendo, pasar la vida en esa nube, que si bien se ve blanca, está constituída "por todas esas pequeñas-grandes cosas" que nos han formado y por las cuales somos lo que somos y hacemos lo que hacemos. Y eso me emocionó a mi también. Debes sentirte muy Orgulloso de ser como sos.
    Un abrazo a este artesano que moldea en "arcillitas" poetas de la vida.
    Me he emocionado mucho querido Luis.
    Un abrazo grande desde el otro lado del charquito.

    ResponderEliminar
  7. Estoy segura de que no me lo quedaría...Creo que sin el libro igual estarías entre los brazos de la poesía...

    Besos

    ResponderEliminar
  8. En realidad no robó un libro. Robó un corazón, lo hizo leve y desde entonces flota.. De vez en cuando cruza por tu cielo y os reconocéis.

    ResponderEliminar
  9. No se puede aceptar la poesía sin aceptar, junto a ella, la responsabilidad de vivir. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Tu nube está libre y la mía enjaulada, pero ambas habitan un cielo azul.

    Gracias por tus palabras en mi Mar Eterno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. La mente de un escritor o , mejor digamos, de un imaginador.... siempre se dispara ante cualquier detelle que otros no observan, como una nube solitaria y vaya a saber por qué liga esa imagen a un recuerdo... qué maravillosa sensación es poder ligar imágenes a recuerdos, significa que hemos tenido muchas vivencias...
    Y qué vivencia más linda que la necesidad de tener un libro hasta el punto de robarlo, aunque sea para regalarlo después...
    Los libros encerran misterios que no siempre estamos dispuestos a descubrir y a veces, sólo a veces, queremos que otro los descubra por nosotros...
    Maravillosa historia....!
    Un beso grande

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN