lunes, 20 de septiembre de 2010

Margarita.





Nasrudín , había decidido plantar flores en su jardín.

Para eso preparó el suelo, sembró semillas de las flores que le parecían más bellas. Cuando las flores comenzaron a nacer, observó con enfado que su jardín se iba llenando de flores que él no había elegido, especialmente de margaritas.

Nasrudín fue en busca de consejo especializado. Habló con todos los jardineros que conocía y leyó las instrucciones para librarse de las margaritas. Todo fue en vano.



Las margaritas crecían cada vez más fuertes, se mezclaban con los claveles, con las dalias y con otras flores.
Por fin, decidió ir a la capital y entrevistarse con el jardinero real, jefe del jardín del palacio del Rey. El sabio jardinero ya había aconsejado a muchos otros de cómo librarse de flores y plantas indeseables.
Nasrudín contó su esfuerzo por librarse de las margaritas que crecían en su jardín. El viejo jardinero lo escuchó atentamente y después de un largo silencio dijo:
- Por lo visto, tienes que cambiar tu decisión y aprender a amar a las margaritas.


Variaciones sobre las margaritas

La palabra margarita viene del griego a través del latín y significa perla.

μαργαριτα, perla

μαργαριτησ, perla, piedra preciosa, planta de Egipto

μαργαρoσ, ostra de la que se extrae la perla y por extensión la perla misma

Echar margaritas a los cerdos es un dicho bíblico (Mateo, VII, 6). Se refiere a ofrecer cosas delicadas a alguien que no sabe apreciarlas, y la traducción correcta es "Echar perlas a los cerdos".

Ejemplo: recitarle poemas de T.S.Elliot a Moria Casan, o cantarle canciones de Leonard Cohen a una fans de Arjona.




Distintos usos de la chiribita, margarita común, pascueta o vellorita (Bellis perennis):

Las margaritas son objeto de una creencia muy curiosa de origen oriental: los jóvenes enamorados cortaban una de estas flores que aún tuviera rocío, y si permanecía fresca después de llevarla veinticuatro horas en el bolsillo, quería decir que su boda estaría colmada de dicha y felicidad. Con frecuencia, el joven al que se le marchitaba su flor prefería permanecer soltero antes que arriesgarse a llevar una vida llena de zozobra.



De ahí proviene aquello de deshojar margaritas diciendo: me quiere mucho, poquito, nada... hasta que el último pétalo determina la situación del enamorado/a y de su amada/o

Cuesta creer que alguien pueda realmente dejar que el azar de la flora determine su grado de pasión. Pero en el caso de que el lector de este post caiga en la tentación de usar la margarita como oráculo le pasó este dato: las margaritas blancas tienen un número par de pétalos y las amarillas impar.


Por suerte yo prefiero adherirme a las palabras cantautor catalán Joan Manuel Serrat que dicen:”la mujer que yo quiero no necesita deshojar cada noche una margarita”.





Un poco de historia:Marjorie King


Ensenada(California), 1938:

Danny Baljeique (un conocido barman francés que trabajaba en el bar del Hotel y Casino Riviera del Pacifico) estaba completamente enamorado de Marjorie King, una actriz norteamericana que detestaba tomar tequila pura como se acostumbra entre mexicanos. El tequila era a la vez el único licor que su cuerpo toleraba. Así, con intención de cortejarla, Baljeique haciendo uso de su inventiva, combinó los sabores para lograr satisfacer a Marjorie, hasta que finalmente dio con uno de los tragos más famosos del mundo


Ingredientes:

1 1/2 oz. de Tequila

1 1/2 oz. de Triple Sec

1 oz. de Jugo de Limón

Hielo

Preparación

En una licuadora con hielo mezclar el jugo de limón, el Tequila y el Triple Sec. Licuar y dejar en forma de granizada o frozen la mezcla. En el borde de la copa pasar un limón y voltear en una pequeña montaña de sal. Servir la mezcla y decorar con una rodaja de limón



No podemos finalizar aquí nuestro breve recorrido por el universo de las margaritas, sin dedicarle este post a una de las más afamadas margaritas: Margarita Petrera ”piba” del

barrio donde estaba el mercado del Abasto, novia de Gardel en el año 1913.





14 comentarios:

  1. Adoro las Margaritas... tengo varias cosas escritas sobre ellas... algunas alegres y otras no tanto...
    Si querés leerlas...

    http://reinadebuenosaires.blogspot.com/search/label/Margarita

    No sabía el significado griego-latino...
    Me encantó eso de "recitarle poemas de T.S.Elliot a Moria Casan..."

    Qué bueno es leerte...!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Es precioso este post!!!

    Sobre todo porque a veces tenemos que amar lo que nos rodea, no cegarnos con lo que soñamos y aprender que las margaritas son igual de bellas que las petunias, y que solo depende de la generosidad de los ojos que las contemplan...

    Ni la belleza de rosa, ni el olor del jazmin, hacen de menos la margarita, cada una tiene su espacio y su don, al igual pasa con las personas, las circunstancias, el mejor aliado es el amor.

    ResponderEliminar
  3. Me hiciste pensar con eso de "- Por lo visto, tienes que cambiar tu decisión y aprender a amar a las margaritas."
    y me hiciste reír con: "cantarle canciones de Leonard Cohen a una fans de Arjona."

    Gracias!!
    Me encantó el viaje en margarita.

    Salut

    ResponderEliminar
  4. Reina: ya estaré leyendo tus margaritas.

    Carmeloti :no me cabe duda que tenemos que amar lo que nos rodea y en eso estamos...

    Tuky: Un placer compartir contigo el viaje en margarita ,estaré visitándote.

    ResponderEliminar
  5. ¡Maravilloso e inteligentemente presentadas! Las Margaritas no podrían pedir algo mejor ¿quién no desojó una margarita? Las mías siempre dijeron ¡NO! ahora sé que no era el azar jejeje.
    Me encantan los ¡Margaritas! y ahora que tengo por salud prohibido el alcohol a lo menos por un mes, lo único que quiero es beberme uno. Ah yo recordé un poema llamado "Margarita" de Rubén Darío me parece, ta vez me equivoco.
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  6. como siempre encantador Incal. Muy completo tu post . Mi recuerdo siempre es sobre mi dulce compañera Margarita , una chica muy inteligente y con una historia muy triste a cuestas ...que fue liberada solo por el amor de un jóven muy pobre pero muy bueno

    ResponderEliminar
  7. No entiendo como alguien no puede amar a las margaritas. Precioso el post, con todo el recorrido de las margaritas. Añado algo:

    "La margarita es un mineral del grupo de los Silicatos.
    Del griego margarite, que significa perla, por su aspecto".
    Esto une más a los cerdos y a las margaritas.
    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  8. Me recordaste el día de mi boda...todo el coche, los centros de mesa, el ramo, cada detalle tenia margaritas las amo...interesante ese dato de las hojas de las margaritas...


    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que hermoso y singular post Luis, tiene poesía y una ternura especial.
    Las margaritas han crecido a su alrededor, y muy sabiamente le han aconsejado "cambiar su decisión". Hay que saber ver lo que se mira.

    Me he reído mucho con lo de Moria...y con lo de Arjona también..

    Y no puedo no estar de acuerdo totalmente con vos sobre los versos cantados por el Nano...
    Una maravilla.
    Un gustazo que hayas pasado por la Cajita, gracias por tus palabras.
    Un abrazo grande Luis!!!

    ResponderEliminar
  10. Vaya, pero si te has botado!!! con este post... te ha quedado genial!
    Me encantan las Margaritas (la flor) la bebida pues es muy fuerte pero igual de vez en cuando me tomo "UNA" nada mas jajajaja
    preciosa entrada como siempre .. yo, pues encantada de visitarte
    te dejo Margaritas sobre la mesaq y un trago bien frio Salud!
    un beso :)

    ResponderEliminar
  11. Qué bueno, me encantó este post, bue...qué original que soy!

    Es que tiene todos los condimentos, humor, historia, sabor, reflexión, sensatéz y sentimiento...(eso viene de una peli:)

    Y el punto carcajada es cuando imaginé a una fan de Arjona escuchando a Cohen, JAJAJAJAJAJA!!!

    Genio :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. El dia que me quieras es sin duda una de las canciones que siempre quedará en mi vida, con ella recite un poema en la muerte de mi abuela.

    Me encantó que estuviera lleno de datos curiosos aquí, y ahora debo leerte mas ya que, pense que habias dejado este blog. Pero ya lo cehcare mas seguido. Muchos saludos Luis desde México.
    Mariana

    ResponderEliminar
  13. Qué cantidad de Margaritas...nombres, flores, tragos guauuuu ésto sí que es un aprendizaje.
    Gracias por visitar mi blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Mi esposa se llama Margarita. Y desde que la conozco y vivimos juntos, no necesito cada noche deshojar una margarita.
    Me gustan las contradicciones.
    ¡Vaya homenaje que me has hecho sin querer, querido Luis!
    Un abrazo y te diré que el cocktail margarita no lo he probado nunca. Es que no puede ser mejor que el auténtico que tengo en casa.

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN