martes, 14 de julio de 2009

Padre e hijo


Anteayer fue el día del padre y la idea era, aún a riesgo de parecer cursi, dedicar esta canción a todos los padres e hijos que puedan visitar este blog pero paulatinamente al ir escribiendo me di cuenta que era otra la persona que merecía la dedicatoria.



Paso a explicarme:



Tenia quince años, vivíamos en el oscurantismo total de la dictadura militar, y el liceo para mi era una tortura total.

Me aburrían mis profesores, no me interesaban las clases, solo por momentos me divertía con alguna broma ingeniosa de mis compañeros.

Ya en aquel entonces me daba cuenta que la vida se encontraba en otro lado, en

las esquinas, en los amigos, en los libros en que uno realmente quería leer por placer y no en aquellos textos que nos imponían los programas oficiales…. Por sobre todas las cosas yo quería ser músico y todo mi universo adolescente giraba alrededor de los Beatles, Bob Dylan, Sui Generis y por supuesto de mis enamoramientos, fuente de inspiración de mis incipientes y pasionales versos y canciones.


Pero un buen día, en la clase de ingles, sucedió algo que logró sacudirme del habitual aburrimiento y letargo soporífero con que solía estoicamente soportar la clase hasta que sonora el timbre de salida. La profesora, una joven recién recibida, dispuesta a que amemos su asignatura o al menos a que no nos durmamos en su clase, trajo una canción de Cat Stevens para traducirla. Se trataba de Father and son.

Recuerdo el impacto al saber lo que decía la letra.

Destrozo mi prejuicio de catalogar a Cat Stevens de músico comercial de moda, por el contrario descubrí a un músico y poeta sencillamente genial.


En esta canción, el padre intenta disuadir al hijo de que se aleje de él, aconsejándole mesura, cautela y tranquilidad. En definitiva le pide que se adapte al mundo de los mayores postergando los sueños.

Por su parte el hijo, le intenta convencer de que él tiene también derecho a buscar su propio destino.

Esta poesía es acompañada de una melodía exquisita en la que se destaca la bien timbrada voz de Stevens haciendo los “papeles” del padre y del hijo: una verdadera delicia estética



He aqui la letra de Father and son:


No es tiempo de cambiar
Simplemente relájate, tómalo con calma.
Todavía eres muy joven, ese es tu defecto,
Hay tanto que tienes que saber.
Encuentra una muchacha,sienta cabeza,
Si quieres puedes casarte.
Mírame, yo soy viejo, perosoy feliz.
Alguna vez fui como tu, y sé que no es fácil,
Calmarse cuando descubres que algo esta pasando.
Pero toma tu tiempo, piensalo mucho,
piensa en todo lo que tienes.
Puede que mañana sigas aquí pero tus sueños ya no.
 
¿Cómo puedo intentar explicarlo?,  
cuando yo hago algo él lo rechaza de nuevo.
Siempre es lo mismo, la misma vieja historia.
Desde el momento en que pude hablar se me ordenó que escuchara
Ahora hay un camino y sé que tengo que marcharme.
Yo sé que me tengo que ir.
 
No es tiempo para hacer un cambio,
Simplemente siéntate, tómalo con calma.
Todavía eres muy joven, y eso juega en tu contra,
Hay muchas cosas que debes vivir.
Encuentra a una muchacha, sienta cabeza
si quieres puedes casarte.
Mírame, yo soy viejo, pero soy feliz
.
Lejos lejos lejos, yo sé que tengo que
Tomar esta decisión solo-
 
Todas las veces que lloré 
guardando todo lo que sabía dentro mío,
Es duro, pero es más difícil ignorarlo.
Si ellos tuvieran razón, yo estaría de acuerdo,
Pero es a ellos a quien conoce y no a mí 
Hay una camino y sé que tengo que marcharme.
yo sé que me tengo que ir.
 
Quédate, Quédate, Quédate, Por qué debes irte y
tomar esta decisión solo?


Ese día la clase fue totalmente distinta , el habitual desinterés de los alumnos se transformo en dialogo ,reflexión y discusión sobre las diferencias generacionales, el no saber escucharse mutuamente , lo que esperan los adultos de los adolescentes y los que estos esperan de sus mayores… y mil cosas más.

Sin exagerar puedo asegurar que ese día fue crucial para confirmar mi vocación : por un lado la música ya estaba instalada en mi mente y corazón pero la actitud y pasión de esa profesora inteligente con capacidad de empatía con sus alumnos, encendió en mi la chispa del placer de aprender.

Descubrí que en realidad el aprender y enseñar es un ida y vuelta ,un enseñaje, o sea ,un crecer junto al otro disfrutando del viaje (pido disculpas por la indeseada rima).

Y como si fuera poco, el vínculo de encuentro era la canción.

Como diría Daniel Viglietti: quizás una canción no cambie al mundo pero hace posible el descubrir emociones y sentimientos que contribuyen a que el mundo sea un poco mejor.

Creo que el educador por el arte que hoy en día soy se despertó en buena medida gracias a aquella joven y entusiasta profesora de la cual ni siquiera recuerdo su nombre. Por eso a treinta años de aquella magistral clase este post, como forma de agradecimiento esta dedicado a ella.





11 comentarios:

  1. Pués felicidades a todos los padres del otro lado del océano. Por aquí (en España) el día del padre es por San José Obrero, osea el 19 de marzo.

    Me ha encantado tu entrada. Me alegro infinito que tuvieses a aquella estupenda profesora y que aquel día sucediese aquello que te hizo cambiar, ver las cosas de diferente modo, cambiar desidia por interés, etc.

    Algún que otro profesor han pasado por mi vida dejando huella, otros sin pena ni gloria, pero hay alguno a quien no olvidaré jamás, profesores de vocación.

    No conocía la canción. Interesante letra.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente Post, conocia la cancion pero no su letra, un verdadero poema.

    ResponderEliminar
  3. Pues felicidades por el día del padre...que seguro eres uno como pocos. Y gracias por descubrirme esta letra, esta música...tu espacio se llena de mucha sensibilidad y me gusta mucho.

    Bikos mil a puñados!

    ResponderEliminar
  4. Luis, me alegra haber llegado a tu blog y haber descubierto una pequeña parte de ti. Esta entrada dice mucho de tu vocación y de tu vida. Gracias por compartir tu sentimiento.

    Volveré, no lo dudes.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Genial Luis, sencillamente genial.
    Me has complacido sobremanera.
    Gracias por visitar mi blog.
    Te seguiré leyendo.
    Espero lo mejor para ti.

    ResponderEliminar
  6. Mayte:que bueno contar con tus visitas.
    Por supuesto que seguire acercandome a tu ventana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Candela: Bienvenida .
    Nos visitaremos mutuamente,tu poesia
    es una excelente excusa para el
    encuentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Tecla: realmente admiro la capacidad que tienes para tener tres blog a la vez y cada uno de ellos con su propio perfil y buena calidad.

    Gracias por tu presencia
    Seguiremos en contacto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Luis, muy bueno tu blog, y este post. Me quedo como Seguidor, Te invito a seguir a mi blog y compartir existencias.
    Este tema de cat stevens es un placer tocarlo en la guitarra clásica. Te mando un gran abrazo, estamos en contacto, Gustavo. Desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu comentario, pero como bien dices al final cada uno vive la vida que le toca. La música y la poesía es una buena forma de vida, pero no está al alcance de todos los talentos.

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Me gustó mucho lo que escribiste en este post y sí, de eso se trata la convocatoria que planteo en mi blog, de esas grandes canciones que alguna vez escuchamos y que ya no pudimos olvidar porque se quedaron grabadas bien adentro nuestro.
    Me encantó la letra del tema y gracias por compartir tu experiencia con nosotros.
    Un saludo desde Argentina...
    Cris

    P/D: Si quieres que publique tu escrito como parte de la convocatoria me lo haces saber. De mi parte encantada...

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN