sábado, 18 de julio de 2009

equivocarse no es un error...



“Si cada cosa ocurriera como a mí me hubiera gustado o como la hubiera planeado nunca experimentaría algo nuevo. Mi vida sería una repetición infinita de viejos resultados. Cuando cometo un error experimento algo inesperado. Algunas veces reacciono frente a mis errores como si me hubiera traicionado.
Mi temor a equivocarme parece basarse en la suposición secreta de que soy potencialmente perfecto y que bastaría sólo un poco de cuidado para no caerme del cielo. Pero un ‘error’ es un manifiesto de lo que soy, es un bache en el camino que intento, es una advertencia de que no estoy tomando en cuenta mi realidad.

Cuando haya escuchado a todos mis errores habré crecido.”


Hugh Prather

7 comentarios:

  1. Nuestros errores son, a la larga o a la corta, los que nos muestran el camino y los que van esculpiendo nuestra personalidad y nuestra tolerancia.

    Feliz domingo, Luis. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es una gran verdad, sin errores seríamos muy limitados.

    Excelente blog.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  3. genial, reflexion, 100 % de acuerdo!
    lindo tu blog, volveré a pasar :)
    saludos

    Pau

    ResponderEliminar
  4. Cuando me enseñaron que el aprendizxaje es la sma de los errores más los aciertos, quedé sorprendida.
    Pero a partir de ahí comprendí que cuando me equivoco es cuando más aprendo.
    igo sin saber dónde habré dejado mi cámara de fotos y estoy preocupada.
    Buena entrada Luis.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenidos a todas/os a usar el reflejo:

    el enseñaje ,o sea el camino de ida y vuelta entre aprender y enseñar valora tanto el error como el acierto.
    Si hay sombra es porque estamos reflejando luz.

    Gracias,añil,candela,lys,paula y tecla.
    Nos seguimos reflejando.

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo. Gracias por tu visita y comentario a Mis cartas nunca escritas. Seguiré tus pasos...
    Abrazos

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN