domingo, 12 de diciembre de 2010

ya lo sabemos...



Las explicaciones no son necesarias, solo déjame decirte que puedo darme cuenta cuando el miedo te visita. No, no se trata de un sexto sentido o de algún don especial...

Sucede, que a mí también, en algún momento me toco ser el descuidado anfitrión de mis propios temores. Fue así que aprendí a escuchar pacientemente todos sus reclamos y argumentaciones hasta olvidar mis propios deseos. Pero un día, no recuerdo muy bien como fue que sucedió, simplemente me aburrí de la misma sonatina y decidí, por fortuna, probar escuchar otras melodías.



Te lo cuento por si algún día por la mañana, al abrir la ventana, te sorprendes tarareando una canción desconocida para tus oídos y sin embargo tan familiar para tu corazón . O si alguna noche al acostarte, sin darte cuenta, todas las lagrimas largo tiempo contenidas irrumpen ascendiendo hasta la risa. Cuando esto suceda, no inhibas tu asombro: es el comienzo del final de tanto padecer innecesario. Ya no tendrá sentido disfrazar a la propia sombra, ni atarse a definiciones (ajenas o propias), comprenderás en definitiva que todo aquello que pierdes, en realidad nunca fue tuyo











14 comentarios:

  1. una gran y hermosa verdad
    vale la pena tenerla presente

    gracias

    ResponderEliminar
  2. "Ya lo sabemos, todos tenemos un poco de miedo..."

    (hago de todo para curarme de esta enfermedad)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. aprender a desandar los miedos, nos ayudan a quitarles el poder que a veces nos paraliza. hermoso texto. Cariños

    ResponderEliminar
  4. ¡Hermoso y verdadero!

    "Ya lo sabemos
    Todos tenemos un poco de miedo
    Cuesta levantarse a veces
    Y saber que anda fue en vano
    El silencio es cómplice
    Y la angustia, el dolor.
    De los días vuelven cosas
    Y las cosas cambian fácil
    Una vez no ves y otra vez
    Crees que todo es al revés.
    Ya lo sabemos
    Todos tenemos un poco de miedo ... " (no puedo dejar de tararearla).
    ¡Besote y que tengas un lindo domingo!

    ResponderEliminar
  5. El miedo nunca se va definitivamente,viene y va con la vida.Cuanto antes aprendamos a llevarnos bien con él,mejor.

    Muy linda entrada,Como siempre.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Tus palabras son el abrigo que le hace falta a mi alma por estos días.
    Cuán sabio eres Luis. Gracias por tu humanidad.

    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  7. "es el comienzo del final"
    aún no me llegó ese comienzo... aún ando entre las sombras esperando lo que quizás nunca vendrá... :(
    Abrá que comenzar a tararear otras melodías... pero qué difícil es tararear lo que nunca se ha cantado...
    Digo en mi último post:
    "Sola me ahogo en el silencio
    de lo que debo callar...
    Mientras afuera llueve
    y el olor a tierra mojada
    sólo me recuerda a ti...
    A ti que no estás...
    Y cada vez que no estás
    me queda el sabor vacío
    de esperar lo inesperable
    sabiendo que no vendrás..."

    ResponderEliminar
  8. Me has emocionado, hoy que el corazón se siente exprimido y agotado, en definitiva abrir esa ventana y encontrar otras melodías, será quizá una liberación. "Comprenderás en definitiva que todo aquello que pierdes, en realidad nunca fue tuyo" lo recordaré siempre amigo. Que bello lo que escribiste, muy bello. Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Pase a saludarte y dejarte mis saludos para estas fiestas. Que el miedo salga por la ventana y entre la alegría,la esperanza, la luz para el nuevo año, abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Muy linda tu reflexión, casi poética. Muchos saludos

    ResponderEliminar
  11. Tienes mucha razón, la tristeza dura hasta donde nosostros queremos. Hay muchas cosas que sabemos, pero nos cuesta aceptarlo, una de ellas puede ser que "el tiempo no vuelve", pero también es cierto que viene otro tiempo y podeos hacer que algunas cosas pasen en ese espacio.
    Un abrazo queriod Luis, siempre hace bien leerte.

    ResponderEliminar
  12. Estoy segura, (y pensando igual que la nota de Beatriz)que toda esa humanidad que desprendes, la vida sabiamente, la esparce para que nos llegue a los que ahora mismo la precisamos (al menos yo me siento privilegiada por ello).
    Gracias Luis...aunque el miedo es como una piel que a veces impide a la mia propia "respirar"... también consigo en ocasiones que se diluya , la lucha es casi diaria... pero también saboreo el conseguir vencerlo.
    un abrazo enorme de corazón
    isla

    ResponderEliminar
  13. ah, Incal!
    que calidez hay siempre por acá.
    el alma se apoltrona y casi no quiere ir.

    abrazos!

    ResponderEliminar
  14. Por allí arriba dice "tu reflexión casi poética". No, tu reflexión y todo tu escrito es poesía pura, amigo, ha sido un honor poder leer un escrito así en esta tarde...invita a la reflexión, al replanteo y por qué no, a intentar cambiar "eso" que nos da miedo y que todos llevamos dentro.

    Aprovecho la oportunidad para extenderte una invitación.

    Soy moderadora del portal literario “mareas del alma” y deseo invitarte a participar en nuestra página con tus poemas.

    http://www.mareasdelalma.foroactivo.com

    Allí encontrarás un grupo de pares dispuestos a compartir el gusto por las letras en un ambiente de cordialidad y alegría.
    Muchísimas gracias por leerme y permitirme dejarte esta invitación.

    Ojalá podamos contar con tu presencia entre nosotros. Un beso grande y muchas gracias por tu atención

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN