miércoles, 17 de marzo de 2010

sensacion





SENSACION


En las tardes azules de estío, iré por los senderos,
Picoteando por las espigas, hollando la hierba menuda:
Soñador, yo sentiré el frescor en mis pies.
Dejaré al viento bañar mi cabeza desnuda.

No hablaré, no pensaré en nada:
Pero, el amor infinito se elevará en mi alma,
Y llegaré lejos, muy lejos, como un bohemio,
A través de la naturaleza, - feliz como con una mujer…


Arthur Rimbaud


11 comentarios:

  1. Que bella imagen de serenidad y encuentro interior. Me gustó mucho y sin duda refleja la conección de uno y la naturaleza, es decir la vida misma.
    Bello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso hacer un momento de pausa en nuestras vidas. Corremos a todas partes, esperando contemplar momentos extraordinarios, cuando la verdadera belleza se encuentra en los pequeños detalles. En el caer de las gotas de lluvia, en el sentir del agua tocar la piel...en la vida que emana de algo tan diminuto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta sentir esa sensación de mimetizarme con la naturaleza ser nota musical…átomo…gota… nube…polvo de estrellas …un poema maravilloso!..besos

    ResponderEliminar
  4. Rimbaud, uno de mis escritores preferidos. Me gustó mucho lo que citaste, pero confieso que soy más adepta a su lado ácido.

    Beso!

    ResponderEliminar
  5. Que maravilloso sentimiento, si se de qué se trata :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Cuanta serenidad se respira en tu post.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  7. Rimbaud es de mis tres favoritos...logra escenarios en palabras cercanos a mi.

    Biko.

    ResponderEliminar
  8. Rimbaud... Gran elección Luis. El amigo Artur me observa desde la estantería de mi habitación. Una temporada en el infiero me espera, lo leeré próximamente, abrazos. Maximo

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN