viernes, 26 de febrero de 2010

consulta médica





Doctor: supongamos que yo digo la palabra corazón y usted inmediatamente piensa en un órgano carnoso, arterias, presión arterial, electrocardiogramas, posibles infartos y otras cosas más por el estilo…cuando en realidad yo solo quise hacer mención a ese vasto espacio donde albergo penas, heridas y alegrías.

-Claro usted dirá que lo mío es mera cursilería y admito que algo de eso debe haber.
Pero permítame explicarle mi situación; ayer mi mujer mirándome a los ojos me dijo: “hay alacranes en nuestro lecho” y yo quede fascinado por tan fantástica e ingeniosa metáfora poética.
Idiota ,hace algo!!!-grito desesperada y entonces comprendí que hablaba en serio.
Sacudí las sabanas y un par de alacranes saltaron de la cama huyendo despavoridos por la puerta.. La protegí en un abrazo y al sentir en mi pecho su corazón latir (sístole-diástole diría usted) me sentí muy feliz y no supe que decir.
Las palabras estaban de más…

-Por su forma de mirarme doctor, creo que usted se preguntara de donde habrán salido esta especie animal, ya que estamos en plena ciudad, donde su presencia nos es nada habitual.
No tengo una explicación racional que pueda justificar la cuestión.

Tampoco tengo mucha curiosidad por averiguar si todo fue un sueño en vigilia, un delirio o un hecho real. A decir verdad, solo me intereso, que tal incidente me brindo la posibilidad de abrazar a la mujer que amo una vez más.

Ay, doctor!!! Es que tan entusiasmado estoy por contarle my aflicción que ni cuenta me di que usted llorando esta.
Por favor, disculpe mi desconsideración y sepa que puede usted contar conmigo si necesita con alguien hablar
Pues para algo estamos los pacientes, caramba !!!



15 comentarios:

  1. Muy bueno el relato.

    Para mi que el Dr. también tenía alacranes en la cama y se había quedado nomás en la metáfora, ajajjajj!!

    Besos y gracias por tu apoyo en lo de la radio :)

    ResponderEliminar
  2. Podrías ofrecerle, en un frasquito, los alacranes milagrosos... a lo mejor lo que está necesitando es alguien que lo necesite.

    Besos Argentinos y (por qué negarlo) un poquito envidiosos!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja genial ...donde se conseguiran alacranes para guardalos para sacarlos cuando a veces faltan hacen ...los abrazos ! besos

    ResponderEliminar
  4. Me gusto tu relato...Yo creo que el Dr. tiene un algo que ver......

    Que tengas un buen fin de semana.

    Besos con cariño

    ResponderEliminar
  5. jaja yo que vos cambio de médico.

    ResponderEliminar
  6. Mi médico también tiene alacranes en su cama.
    Te felicito Luis.
    Cómo me gusta leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No se como llegué a tu blog, pero me alegra haberlo hecho.

    Mi médico debe tener también algo de esto...Buen relato.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Encantada de cruzarme con tus letras.
    Gracias por pasar...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno!!!
    Me encanto.
    Me hubiese gustado observar la escena como en platea.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Jajajaja, me parece que muchas veces hasta dormimos con los alacranes, y nos damos cuenta de su presencia demasiado tarde, cuando han invadido nuestras venas con su veneno. Muy bueno como todo en tu blog. Gracias por tus bellas palabras en mi blog, fueron para mi de reflexión. Un fuerte abrazo aunque ausente.

    ResponderEliminar
  11. "tal incidente me brindo la posibilidad de abrazar a la mujer que amo una vez más."
    Me quedo con ésta maravillosa frase....!!!
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  12. Excelente y reflexivo texto
    un placer leerte.
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Luis.. pasá por mi blog por favor... hice una referencia a este maravilloso texto tuyo tomando una de tus frases...
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Sabrás que el lector puede disparar para donde quiera;
    Y a mi me ha pasado algo con alacranes pero nada que ver a lo tuyo, lo mío fue una pesadilla!!!!
    El alacrán ERA mi mujer / al menos confirme lo sospechado y sabes que a un amigo también le paso algo parecido pero en su caso su mujer resulto ser el doctor, un horror! venia con un plus que seria el alacrán supongo!!! /TARDEE!!/


    Me encanto.
    Hermosa comedia romántica armaste, Luis.
    Genial lo que haces, Un abrazo!

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN