domingo, 18 de octubre de 2009

Dios. segun Jaime Sabines





Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos. Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida - no tú ni yo - la vida, sea para siempre. Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang... Pero ¿que importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.



A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho frente al ataque de los antibióticos con ¡bacterias mutantes! Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble. Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento. Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia- y se agita y crece- cuando Dios se aleja. Dios siempre está de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer mas amada, el perrito y la pulga, la piedra mas antigua, el pétalo mas tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy. A mi me gusta, a mi me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios.









14 comentarios:

  1. wow... !! admirable... no lo habia visto desde ese punto de vista...
    lindo muy lindo.. Q Dios te bendiga...
    besos enmielados

    ResponderEliminar
  2. Jaime Sabines es uno de mis poetas favoritos, tan ingenioso y "desarrimado" como le digo a los poetas que no usan rima pero sus poemas llevan una melodía...De Dios, siendo creyente hay veces que he pensado que todo es una broma, que esta vida es una broma y que el dios juega...luego no me convenzo de tanta crueldad y me digo ¡no! La broma nos la hemos gastado nosotros.
    Un enorme abrazo, me encantaron las caricaturas, muy buenas

    ResponderEliminar
  3. Un placer haberte leído.
    Muchos saludos desde Berlín con Dios o sin él a la mano. Me quedo con Jaime Sabines...fantástico!!

    ResponderEliminar
  4. A mí no me encanta dios, es decir, me tiene sin cuidado.Pero me encantó Jaime Sabines y las cuadrillas de grandes historietistas.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Incal.....excelente tu blog!!.....muy buenos tus post, todos llevan a una profunda reflexion


    abrazo, Ale

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno todo,como siempre.Excelente la elección de textos,historietas...Buenísmo el concepto.Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno eres Luis.
    Qué ganas tenía de leerte.
    Es un texto fresco, tierno, inteligente, genial.
    Y no hablemos ya d las viñetas.
    Gracias por compartirlo amigo mío.

    ResponderEliminar
  8. Naaaaaaaaaaaaaaa
    Espectacularrrrr!!!!!!!
    jaja. Muy bueno!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Me encantó Sabines y las viñetas!!

    Todavía me estoy riendo de Adán que quería una mamá ajjajajajjajj!!!!!!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lo de Quino es simplemente genial. Una pena que se lo valora tan poco.
    Muy interesante tu blog.
    Saludos desde muy lejos

    ResponderEliminar
  11. Excelente...!!!
    Me encantó...!!!
    Y el último cuadro de las Excusas de Quino es un cierre perfecto... como cuando nuestros hijos hacen algo que no nos gusta y decimos "yo lo eduqué así..."

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN