domingo, 7 de junio de 2009

Amor/humor


Variaciones sobre un mismo tema:
la mujer ideal, el hombre ideal, la pareja ideal, las almas gemelas...




Desde Egipto, Nasrudin.

Nasrudin conversaba con un amigo.


- Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte?

- Sí pensé -respondió Nasrudin. -En mi juventud, resolví buscar a la mujer perfecta. Crucé el desierto, llegué a Damasco, y conocí una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo.

Continué viajando, y fui a Isfahan; allí encontré una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita.

Entonces resolví ir hasta El Cairo, donde cené en la casa de una moza bonita, religiosa, y conocedora de la realidad material.

- ¿Y por qué no te casaste con ella?

- ¡Ah, compañero mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto.




Desde Nueva York: Woody Allen



"Nunca había sido capaz de enamorarme
no había encontrado a la mujer perfecta; siempre había algo malo. Y entonces conocí a Doris
una mujer maravillosacon una gran personalidad. Pero por alguna razón no me atraía sexualmente no me preguntes por qué. Luego conocí a Rita, un animal indecente, problemática. Me encantaba irme a la cama con ella pero después siempre deseaba volver con Doris.
Entonces pensé si pudiera poner el cerebro de Doris en el cuerpo de Rita sería maravilloso. Y pensé ¿por qué no?
Así que preparé la operación y todo fue perfectamente cambié las personalidades e hice a Rita una mujer ardiente
dulce, sexy, maravillosa madura... Y me enamoré de Doris." (Stardust Memories)


2 comentarios:

  1. Si es que somos mú complicáos, jejejeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Buscamos seres perfectos, hombre y mujeres 100%.... buscamos alguien que nos enacaje, cómo si fuéramos un puzzle... ¿por qué? Acaso pensamos que nosotros somos perfectos tal y como somos?

    ResponderEliminar

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN