martes, 29 de marzo de 2011

confundidos





Confunden
civilización con cultura
cultura con información
información con educación

ambición con codicia
voluntad con obstinación
valor con precio
erotismo con pornografía
amistad con sociedad
silencio con mutismo
inteligencia con saber

diversión con alegría
alegría con felicidad

amor con deseo
deseo con posesión

confunden las palabras patria,estado,nación,región
las mezclan, se le parecen,
se les aparecen

confunden los liberales con la derecha
la derecha con el crimen

confunden la izquierda con la revolución
la revolución con la opresión
la opresión con la conspiración

confunden actuar con agitar

confunden
la justicia con los justicieros
con un mostrador
con un abogado
con el papeleo del cajoneo

confunden la verdad con el prejuicio
el prejuicio con la razón
la razón con la vehemencia
la vehemencia con la violencia

confunden
viajar con conocer
conocer con comprender
comprender con aprehender

confunden
lealtad con fidelidad
fidelidad con servilismo
servilismo con costumbre

confunden
genio con ingenio

confunden comportamiento y disciplina
alimento y basura
descanso y olvido
modorra y sueño

confunden
placer con excitación
deporte y competencia

confunden el final con el principio
(en realidad,sólo tienen en cuenta el principio)

creen que el mañana es, de algún modo, una mentira
y el pasado,del mismo modo,una verdad
confunden lo real con lo aparente
la primera impresión con la presión

confunden el motor con su potencia
el anteojo con el ojo
la escalera con los peldaños

y creen que tras la cumbre no hay abismos

confunden la pertenencia con las instituciones
las instituciones con las empresas
las empresas con las represas

y se confunden tanto

que al final

confunden el palo con el despertar.


Alejandro Schmidt








jueves, 24 de marzo de 2011

Mujer Precipicio





Mujer Precipicio


Cristina es más conocida como Princesa Inca, y colabora desde hace seis años en la "tertulia de locos" de 'La ventana' de Gemma Nierga (cadena Ser, de cinco a seis de la tarde de cada viernes). Desde niña ha escrito poemas, su bálsamo íntimo ante las heridas hondas que el hecho de estar viva le inflige.
Ahora publica el poemario 'La mujer-precipicio' (Libros del Silencio), que así es como se siente ella, con el deseo de que sea un "homenaje a todas las mujeres que viven al filo del precipicio sin precipitarse".
Su poesía es potente, cruda, contundente y convincente, sin filtros. La Princesa Inca (laprincesainca.blogspot.com) reivindica la sabiduría del loco. Es la que contienen sus bellos poemas.









Princesa Inca... ¿por qué?
Hace siete años ingresé en el hospital psiquiátrico sintiendo que era una princesa inca.

¿Qué recuerda?
Que estaba muy regalada en Machu Picchu, con vistas a unas cumbres preciosas. Era un mundo bello e ideal...

¿Qué le dijeron los médicos?
Que era un falso recuerdo, que era parte de mi enfermedad.

¿Qué enfermedad?
Trastorno esquizoafectivo, mezcla de bipolaridad y esquizofrenia: me etiquetaron así.

¿Y qué piensa usted?
Yo sentía conocer ese lugar: ¿alguien realmente está en condiciones de negarme que se trate de un recuerdo de otra vida?
¡Nadie puede! Y discrepo de mi etiqueta médica: ¿por qué meterme a mí junto a otro montón de personas bajo una determinada etiqueta? Carece de rigor: ¡debería haber una etiqueta para cada persona!

¿Por qué la ingresaron a usted?
Tenía brotes sinestésicos: un sonido olía, un color sonaba, las percepciones interactuaban y sentía ser Buda, ser Jesús... Pasaba por arrebatos místicos, extáticos...

¿Quién la condujo al hospital?
Un grupo de amigos, al verme dialogando con Janis Joplin, con Camarón...

¿Cómo se sentía?
Yo bien: a mí no me parecía que estuviese pasándome nada extraño...
Pero la ciencia médica tiene sus criterios y sus protocolos.
Discutibles: ¿quién traza la línea entre cordura y locura? ¿Y por dónde la traza? ¿Y por qué? ¿Y por qué ahí y no allá?

Respóndase.
Yo no estoy loca: ¡estoy psiquiatrizada!

Diagnosticada.
Hay mucha gente que está como una puta cabra... pero sin diagnosticar. Y dirigen diarios, teles, bancos, clubs de fútbol, países...

“La única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco”, que decía Dalí.
Un loco es un hipersensible al que le duele la realidad hasta lo insoportable.

¿Hasta el suicidio?
Es una opción. Estuve al filo, pero sopesé el dolor que cargaría sobre gente que amo.

¿El arte ayuda?
Sí. Muchos pintores, escritores, poetas, músicos, cantantes, filósofos –¡Nietzsche!–, artistas... podrían ser encerrados (y a veces lo fueron), pero con prestigio, poder, carisma o dinero, te llaman excéntrico, te perdonan y te respetan. Si no... ¡te encierran!

¿Se sufre en un psiquiátrico?
Un psiquiátrico es una casa de torturas. Te tratan como a un escombro. Cuando ingreso, siempre hay un momento en que necesito pasearme desnuda por los pasillos... ¿Y sabe cuál es la reacción de los médicos?
Reducirme, atarme, inmovilizarme, sedarme y aislarme. ¡Nos quieren tranquilos y babeantes! Para ellos, todo es mero mecanicismo bioquímico, desdeñan las emociones...
Falta de humanidad, de sensibilidad.
Me han etiquetado, y eso conlleva fármacos, y el Estado paga a la industria farmacéutica por mis fármacos...: ¡qué gran negocio! Psiquiatrizan ya a niños, que seguirán estándolo hasta la vejez... ¡Jugada redonda!

¿Y cuál es la alternativa, Princesa?
Tratamientos psicológicos para dilucidar el origen de mi conducta, para comprenderla. Pero eso... implica demasiados esfuerzos.

¿Ha intentado alguna psicoterapia?
Ya me gustaría, pero las terapias alternativas cuestan demasiado dinero: no puedo.

¿La locura se cura?
En muchas culturas, al loco se le escucha: se acepta que accede a otra comprensión de la realidad, a una lucidez. Y es el chamán, es el oráculo. Pero aquí no: ¡aquí da miedo!

¿Por qué será?
Porque se prioriza cierto orden preestablecido, y si alguien grita, canta, danza, si “no toca”... ¡ah, eso altera y espanta mucho!

¿A qué cree que tenemos más miedo?
A la locura. Al dolor. A la muerte. Yo no.

¿No?
No. La muerte es una puerta de la vida a otra dimensión de paz. Y el dolor es parte de la vida, así que anestesiarlo equivale a anestesiar parte de la vida misma.

Buf, cuesta aceptar esto...
Ya. Yo he aprendido a estar triste sin sentirme culpable, a decir a los amigos “hoy estoy triste, prefiero estar sola”, sin disimulos, sin avergonzarme por ello. ¡Y no pasa nada!

¿Cómo le ayuda la poesía?
¡Es mi mejor refugio! El poeta puede decir “la luna me mira” o “la noche me habla” sin que por ello le encierren... La poesía es vecina de la locura, pero como es sólo poesía... no te encierran, ja, ja. ¡Es mi mejor terapia!

¿La poesía puede sanarnos?
Alivia mucho ver fuera de ti lo que antes estuvo dentro. Ahí puedo hablar con todo detalle y sin pudores del sexo, el dolor, la muerte, el insomnio, la locura, la risa...

¿La risa?
Yo me río de las cosas terribles que me han pasado, y eso me ayuda. El humor redime.

¿Qué es la locura?
No existe. ¡Llamamos locura a lo que le pasa a gente que sueña despierta!

¿Cómo querría vivir?
En una casita en el campo, con un huerto y con mis personas queridas, gozando de lo importante de la vida.

¿Y qué es lo importante de la vida?
Sentir que amas y sentirte amada.



te quiero ver como un viento atenuado
buscando tu lugar en el mundo

no llores solo,
intentaremos cuidar de ti un poco
lo poco que se pueda
porque yo también vago perdida
errante de mí

y este universo está hecho de trozos de dolor
y este lugar esta hecho de trozos de dolor

pero al final de túnel hondea una luz
llena de nubes y previsión hermosa de lluvia

golpearemos los charcos con los pies
y nos reiremos de la tormenta

y volveremos a soñar
otra vez, otra vez,


Hablábamos a los árboles,hicimos el amor a los árboles,besábamos a los árboles.Una ambulancia vino a buscarnos, nos ataron.Ellos siguieron hablando a sus dioses,de rodillas en las iglesias,masturbándose ante una tele.
Nosotros seguimos atados y pinchados con Haloperidol mientras leían y creían sus cartas astrales por internet...Pero sí, los locos,los paranoides éramos nosotros..Porque hablábamos a los árboles y porque les hacíamos el amor.Ellos eran los cuerdos.


entrevista a Cristina:La princesa Inca







miércoles, 23 de marzo de 2011

tirada de tarot







Ahuyentando miedos
el sol me despertó
gotas de rocío
la luna dejo.


Angel de la templanza
dame tu inspiración
para cantarle a la muerte
mi poema de amor.









miércoles, 16 de marzo de 2011

uno nunca sabe



la mentira tiene patas cortas me decía mi abuela Ramona

pero la tristeza tiene piernas largas retrucaba mi abuelo Toribio

por eso no te escondas porque igual te alcanzara ,decía mi tía Elisa

pero si te atrapa distraído, no lo dudes ,invítala a bailar, aconsejaba mi tío Alberto.

el diablo me quiso raptar la otra noche, me susurra al oído mi prima Lourdes.

ayer soñé que la escuela se incendiaba y hoy me desperté feliz decía mi primo Javier.

soy de los que tira la piedra y no esconde la mano ,lo digo por las dudas ,aclara el tío Erico.

la caridad empieza por casa dice mi padre mientras prepara el aperitivo dominical

esta soledad no puede ser disimulada por el televisor ,murmura despacito la tía René

y allí en aquel rincón, ese niño con libreta en mano toma nota de todo lo que escucha

quizás dentro de algún tiempo estos apuntes me sirvan para algo se dice a si mismo

( tenia razón mi madre cuando decía "uno nunca sabe"...)



lunes, 14 de marzo de 2011

crucigramas



Podría haberme dedicado a los crucigramas
pero no me gustan las palabras enjauladas
prefiero verbos golondrinas
rimando con adjetivos ruiseñores
versos gorriones de métrica desprolija
cuervos sinónimos del insomnio.



domingo, 13 de marzo de 2011

Otros sueños



Sin animarse a levantar vuelo

aletean los sueños en tus pestañas

aferrándose a las sabanas revueltas

la oscuridad se adhiere a tu piel

los pensamientos se vuelven pájaros

buscando escapar de esta jaula

que has creado con tus miedos.


pero ya los pétalos de luz

se deslizan por tu mejilla

despojándose de tristezas

de canciones ausentes

de fantasmas y de naufragios

el alba se despereza

y abriendo sus piernas

en total entrega

un nuevo día comienza


y nacen

otros caminos

otros versos

otros sueños




Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN