jueves, 30 de julio de 2009

walt whitman


Dije que el alma no es superior al cuerpo,
y dije que el cuerpo no es superior al alma,
y nada, ni Dios siquiera, es más grande
para uno que lo uno mismo es,
y quien camina una cuadra sin amar al prójimo
camina amortajado hacia su propio funeral,
y yo o tú podemos comprar la flor y nata
de la Tierra sin un céntimo, sin un céntimo
en el bolsillo,
y mirar con un sólo ojo o mostrar un grano
en su vaina, desconcierta las enseñanzas
de todos los tiempos,
y no hay oficio ni empleo en el que un joven
no pueda convertirse en héroe,
y el objeto más delicado puede servir
de eje al universo,
y digo a cualquier hombre o mujer:
que tu alma se alce tranquila y serena
ante un millón de universo
s.

sábado, 25 de julio de 2009

Insistencia lunar

No cabe duda, la gran protagonista de esta semana fue la luna.

El lunes, como bien señalábamos en nuestro anterior post, gran parte de la humanidad despertó conmemorando el cuarenta aniversario de la llegada del hombre a la luna y el resto de la semana no se paro de informar sobre el eclipse solar, es decir cuando la luna tapa la imagen del sol.

Un informe periodístico nos cuenta que en la mayoría de los sitios se observó cómo progresivamente el Sol se iba ocultando hasta quedar solo un círculo de luz. Un espectáculo hermoso único en este siglo dado que el próximo ocurrirá el 13 de junio de 2132.

En numerosas localidades asiáticas decenas de miles de personas se reunieron para ver el fenómeno al aire libre. Casi todos los canales de televisión en la región transmitieron el eclipse en vivo.

Otros curiosos se prepararon desde lo alto. En la India, por ejemplo, una agencia de viajes llamada Cox and Kings hizo despegar desde Nueva Delhi un avión Boeing 737-700 al momento del eclipse para disfrutar del fenómeno a una altura de 12.500 metros. Los 21 asientos del avión donde podía verse el eclipse se vendieron por $1.700 cada uno.

Es que la humanidad siempre ha sentido fascinación por el plateado satelite. Por ejemplo, para seguir hablando de cotizaciones lunares, la compañía californiana Celestis ha anunciado que por solo 9.995 dólares (6.378 euros) se compromete enviar restos humanos incinerados a la luna para ofrecer allí descanso eterno a aquellos que soñaron viajar a nuestro satélite pero no lo lograron en vida.

El envío de esta cápsula contendrá un gramo de cenizas, aproximadamente un 1 por ciento de los restos mortales de un ser humano tras ser incinerado.

Pero la compañía, atenta a las posibles necesidades de sus clientes tiene también una oferta para parejas que quieran descansar para siempre unidas en la Luna y cobra 29.985 dólares por el envío de 14 gramos de cenizas de dos personas. Estos precios incluyen la inscripción del nombre del difunto en una placa conmemorativa así como la opción de que los familiares presencien el lanzamiento del cohete que transportará las cápsulas hasta la Luna.


En estos tiempos tan mercantiles , que lejanas nos pueden llegar a sonar las palabras del poeta español Gustavo Adolfo Bécquer cuando decía: ¨ En el majestuoso conjunto de la creación, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espíritu y dé vuelo desusado a mi fantasía como la luz apacible y desmayada de la luna.¨


También el poeta chino Li Bai más conocido como Li Po el poeta inmortal tuvo lo suyo con la luna, tal es así que la leyenda cuenta que murió ahogado en el río Yangzi, habiendo caído de su bote al intentar abrazar el reflejo de la luna, estando bajo los efectos del alcohol.


He aquí un poema que ilustra muy bien su relación con la luna:


夜思

床前明月光

疑是地上霜

舉頭望明月

低頭思故鄉

(Incluimos fonética china para los más entusiastas amantes de la poesía en su lengua original


yè sī

chuáng qián míng yuè guāng
yǐ shì dì shàng shuāng
jǔ tóu wàng míng yuè
dī tóu sī gù xiāng

Mejor lo traducimos :


En la noche tranquila


Pienso en la noche

delante de la cama la luna brilla

encima de la escarcha está la duda

miro arriba y hay luna llena

miro abajo y añoro mi tierra.







La humanidad nunca fue indiferente a la luna, los poetas siempre la han querido abrazar, el alma femenina siempre ha sabido desde tiempos inmemorables comulgar con sus ritmos, magia y misterios


los enamorados suspiran mirandola extasiados







los trovadores le han cantado inspirados versos y los astonautas la han pisado en nombre de la ciencia.

Es que la luna muchas veces parece invitarnos a profundas reflexiones:






Para concluir permítanme algunas palabras personales al respecto:


Yo era un niño y ante mis constantes distracciones, tanto mis padres y maestros aseguraban que yo vivía en la luna.

Por ejemplo, mí madre me pedía que fuera a comprar harina al almacén para cocinar tortas fritas y yo regresaba con un paquete de algodón de la farmacia.

Ante tal desvarío mi madre ponía los ojos en blanco y llevando sus manos a la cabeza resignada protestaba diciendo:

"¡No puede ser, pero donde tenes la cabeza, vos vivís en la luna!"

Mi maestra de escuela tenía idéntica expresión ante mi ineptitud para memorizar las instrucciones del año trece y en no saber diferenciar el meridiano de Greenwhich del paralelo del Ecuador. Para colmo en las redacciones escolares yo escribía sobre la Vía Láctea cuando en realidad el tema propuesto era ¨La vaca¨

En catequesis la situación no era muy distinta, siempre confundía a Caín con Abel, a Moisés con Noe y viceversa, por no hablar de mis eternas confusiones entre Padre, hijo y espíritu santo.(Admito que hasta hoy en día no sé diferenciarlos muy bien)

Al llegar a la adolescencia mis profesores de liceo seguían sosteniendo que ¨yo vivía en la luna ¨ . Supongo que seria por mi escaso interés por conocer los detalles de la monarquía cartaginesa en el 580 AC o quizás por mi falta de talento para disertar sobre mitosis y meiosis.

Mi fascinación por palabras como utopía, éxtasis o melancolía entre otras…hacía que mi padre me mirara de reojo y suspirando musitara que debía sentar cabeza de una buena vez en lugar de vivir en la luna.

Pero el tiempo pasó y creo haber aprendido algo de mis mayores.

Ya soy un adulto: me casé, tengo esposa, 2 hijos, un perro, credencial cívica ,un trabajo asalariado y un estilo de vida que podríamos denominar normal , por lo tanto ahora que madure puedo afirmar con certeza que ya no vivo en la luna.

Pero ya que estamos hablando de confidencias permítanme contarles que en realidad ya no vivo en la luna porque es la luna la que vive en mi.

Buenas noches.



Videos tu.tv

lunes, 20 de julio de 2009

Lunática conmemoración


Hoy en todo el mundo se conmemora los cuarenta años de la llegada del hombre a la luna... La prensa escrita al igual que en Internet y en la televisión, las aulas de liceos y escuelas de todo el planeta recuerdan aquel pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad al decir de Armstrong.

Es interesante como desde la pantalla de la TV, pudimos ver la opinión de distintas personalidades, dando su testimonio de este hecho histórico.

Desde ex presidentes de la nación hasta ex modelos, deportistas, periodistas y un largo etc.… todos tenían palabras sentidas respecto a esta fundamental fecha.

Nosotros, desde aquí, queremos humildemente contribuir aportando nuestro granito de arena a esta conmemoración, para ello apelamos a la mirada de un experto en el tema.

Con ustedes las palabras del poeta mexicano Jaime Sabines:


La luna se puede tomar a cucharadas

o como una cápsula cada dos horas.

Es buena como hipnótico y sedante

y también alivia

a los que se han intoxicado de filosofía.

Un pedazo de luna en el bolsillo

es mejor amuleto que la pata de conejo:

sirve para encontrar a quien se ama,

para ser rico sin que lo sepa nadie

y para alejar a los médicos y las clínicas.

Se puede dar de postre a los niños

cuando no se han dormido,

y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos

ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna

debajo de tu almohada

y mirarás lo que quieras ver.

Lleva siempre un frasquito del aire de la luna

para cuando te ahogues,

y dale la llave de la luna

a los presos y a los desencantados.

Para los condenados a muerte

y para los condenados a vida

no hay mejor estimulante que la luna



domingo, 19 de julio de 2009

De puertas y ventanas


Primero abramos las ventanas:



De vez en cuando la alegría
tira piedritas contra mi ventana
quiere avisarme que está ahí esperando
pero me siento calmo
casi diría ecuánime
voy a guardar la angustia en un escondite
y luego a tenderme cara al techo
que es una posición gallarda y cómoda
para filtrar noticias y creerlas

quién sabe dónde quedan mis próximas huellas
ni cuándo mi historia va a ser computada
quién sabe qué consejos voy a inventar aún
y qué atajo hallaré para no seguirlos

está bien no jugaré al desahucio
no tatuaré el recuerdo con olvidos
mucho queda por decir y callar
y también quedan uvas para llenar la boca

está bien me doy por persuadido
que la alegría no tire más piedritas
abriré la ventana
abriré la ventana.


Mario Benedetti.



Ahora abramos las puertas:




Si las puertas de la percepción se depurasen, todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito. Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna.

William Blake.

Hay cosas conocidas y cosas desconocidas. Y en el medio están las puertas.

Jim Morrison.

Las puertas del cielo y el infierno son adyacentes e idénticas.

Nikos Kazantzakis

La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta.

Proverbio Chino.

La puerta es la que elige ,no el hombre.

Jorge Luis Borges.


Y como despedida un poema mío:



Tus brazos me reciben:

ventanas abiertas a la luz matinal


la mirada encendida abre puertas

espantando a la oscuridad .


No busques más en los desechos

llego el tiempo de celebrar.



sábado, 18 de julio de 2009

equivocarse no es un error...



“Si cada cosa ocurriera como a mí me hubiera gustado o como la hubiera planeado nunca experimentaría algo nuevo. Mi vida sería una repetición infinita de viejos resultados. Cuando cometo un error experimento algo inesperado. Algunas veces reacciono frente a mis errores como si me hubiera traicionado.
Mi temor a equivocarme parece basarse en la suposición secreta de que soy potencialmente perfecto y que bastaría sólo un poco de cuidado para no caerme del cielo. Pero un ‘error’ es un manifiesto de lo que soy, es un bache en el camino que intento, es una advertencia de que no estoy tomando en cuenta mi realidad.

Cuando haya escuchado a todos mis errores habré crecido.”


Hugh Prather

martes, 14 de julio de 2009

Padre e hijo


Anteayer fue el día del padre y la idea era, aún a riesgo de parecer cursi, dedicar esta canción a todos los padres e hijos que puedan visitar este blog pero paulatinamente al ir escribiendo me di cuenta que era otra la persona que merecía la dedicatoria.



Paso a explicarme:



Tenia quince años, vivíamos en el oscurantismo total de la dictadura militar, y el liceo para mi era una tortura total.

Me aburrían mis profesores, no me interesaban las clases, solo por momentos me divertía con alguna broma ingeniosa de mis compañeros.

Ya en aquel entonces me daba cuenta que la vida se encontraba en otro lado, en

las esquinas, en los amigos, en los libros en que uno realmente quería leer por placer y no en aquellos textos que nos imponían los programas oficiales…. Por sobre todas las cosas yo quería ser músico y todo mi universo adolescente giraba alrededor de los Beatles, Bob Dylan, Sui Generis y por supuesto de mis enamoramientos, fuente de inspiración de mis incipientes y pasionales versos y canciones.


Pero un buen día, en la clase de ingles, sucedió algo que logró sacudirme del habitual aburrimiento y letargo soporífero con que solía estoicamente soportar la clase hasta que sonora el timbre de salida. La profesora, una joven recién recibida, dispuesta a que amemos su asignatura o al menos a que no nos durmamos en su clase, trajo una canción de Cat Stevens para traducirla. Se trataba de Father and son.

Recuerdo el impacto al saber lo que decía la letra.

Destrozo mi prejuicio de catalogar a Cat Stevens de músico comercial de moda, por el contrario descubrí a un músico y poeta sencillamente genial.


En esta canción, el padre intenta disuadir al hijo de que se aleje de él, aconsejándole mesura, cautela y tranquilidad. En definitiva le pide que se adapte al mundo de los mayores postergando los sueños.

Por su parte el hijo, le intenta convencer de que él tiene también derecho a buscar su propio destino.

Esta poesía es acompañada de una melodía exquisita en la que se destaca la bien timbrada voz de Stevens haciendo los “papeles” del padre y del hijo: una verdadera delicia estética



He aqui la letra de Father and son:


No es tiempo de cambiar
Simplemente relájate, tómalo con calma.
Todavía eres muy joven, ese es tu defecto,
Hay tanto que tienes que saber.
Encuentra una muchacha,sienta cabeza,
Si quieres puedes casarte.
Mírame, yo soy viejo, perosoy feliz.
Alguna vez fui como tu, y sé que no es fácil,
Calmarse cuando descubres que algo esta pasando.
Pero toma tu tiempo, piensalo mucho,
piensa en todo lo que tienes.
Puede que mañana sigas aquí pero tus sueños ya no.
 
¿Cómo puedo intentar explicarlo?,  
cuando yo hago algo él lo rechaza de nuevo.
Siempre es lo mismo, la misma vieja historia.
Desde el momento en que pude hablar se me ordenó que escuchara
Ahora hay un camino y sé que tengo que marcharme.
Yo sé que me tengo que ir.
 
No es tiempo para hacer un cambio,
Simplemente siéntate, tómalo con calma.
Todavía eres muy joven, y eso juega en tu contra,
Hay muchas cosas que debes vivir.
Encuentra a una muchacha, sienta cabeza
si quieres puedes casarte.
Mírame, yo soy viejo, pero soy feliz
.
Lejos lejos lejos, yo sé que tengo que
Tomar esta decisión solo-
 
Todas las veces que lloré 
guardando todo lo que sabía dentro mío,
Es duro, pero es más difícil ignorarlo.
Si ellos tuvieran razón, yo estaría de acuerdo,
Pero es a ellos a quien conoce y no a mí 
Hay una camino y sé que tengo que marcharme.
yo sé que me tengo que ir.
 
Quédate, Quédate, Quédate, Por qué debes irte y
tomar esta decisión solo?


Ese día la clase fue totalmente distinta , el habitual desinterés de los alumnos se transformo en dialogo ,reflexión y discusión sobre las diferencias generacionales, el no saber escucharse mutuamente , lo que esperan los adultos de los adolescentes y los que estos esperan de sus mayores… y mil cosas más.

Sin exagerar puedo asegurar que ese día fue crucial para confirmar mi vocación : por un lado la música ya estaba instalada en mi mente y corazón pero la actitud y pasión de esa profesora inteligente con capacidad de empatía con sus alumnos, encendió en mi la chispa del placer de aprender.

Descubrí que en realidad el aprender y enseñar es un ida y vuelta ,un enseñaje, o sea ,un crecer junto al otro disfrutando del viaje (pido disculpas por la indeseada rima).

Y como si fuera poco, el vínculo de encuentro era la canción.

Como diría Daniel Viglietti: quizás una canción no cambie al mundo pero hace posible el descubrir emociones y sentimientos que contribuyen a que el mundo sea un poco mejor.

Creo que el educador por el arte que hoy en día soy se despertó en buena medida gracias a aquella joven y entusiasta profesora de la cual ni siquiera recuerdo su nombre. Por eso a treinta años de aquella magistral clase este post, como forma de agradecimiento esta dedicado a ella.





jueves, 9 de julio de 2009

2 regalos 2

Añadir vídeo


Un cuento para mi hijo Demian


El principe y el mago





El lenguaje más persuasivo es el destinado a la inteligencia sensorial. Este es un bello cuento, que me acaban de regalar y que resulta un buen ejemplo.

Érase una vez un joven príncipe que creía en todo, salvo en tres cosas. No creía en las princesas, no creía en las islas y no creía en Dios. Su padre, el rey, le había dicho que esas cosas no existían.

Como no había ni princesas, ni islas en los dominios de su padre y ningún signo de Dios, el príncipe creía en su padre.

Pero un día el príncipe se escapó de su palacio y llegó a otras tierras. Ahí, ante su asombro, vio islas desde la costa, y en estas islas vio a unas extrañas criaturas que no se atrevió a nombrar. Mientras buscaba un bote, se le aproximó un hombre elegantemente vestido.

-¿Esas son islas verdaderas?, preguntó el joven príncipe.
-Por supuesto que son islas verdaderas, dijo el hombre elegante.
-¿Y esas extrañas criaturas?
-Son princesas auténticas y genuinas.
-Entonces, ¡Dios también debe existir!, exclamó el príncipe.
-Yo soy Dios, respondió el hombre elegante haciendo una reverencia.

El joven príncipe regresó a casa lo más rápidamente que pudo.

-Veo que has regresado, dijo su padre, el rey.
-He visto islas, he visto princesas y he visto a Dios, dijo el príncipe en tono de reproche.
El rey permaneció inmutable y dijo:
-No existen islas verdaderas, ni princesas verdaderas, ni Dios verdadero.
-¡Yo los vi!
-Dime cómo estaba vestido Dios.
-Dios estaba elegantemente vestido
-¿Tenía las mangas de su vestón enrolladas?

El príncipe recordó que efectivamente el hombre llevaba las mangas de su vestón enrolladas. El rey sonrió.
-Ese es el uniforme de un mago. Has sido engañado.

Ante esto, el príncipe regresó a esas tierras, y fue a la misma playa, donde nuevamente se encontró con el hombre.
-Mi padre, el rey, me ha dicho quién eres tú, dijo el príncipe indignado. La última vez me engañaste, pero no lo harás nuevamente. Ahora sé que ésas no son islas verdaderas, ni princesas verdaderas porque tú eres un mago.

El hombre de la playa sonrió.
-Eres tú quién está engañado, muchacho. En el reino de tu padre hay muchas islas y muchas princesas. Pero tú estás bajo el hechizo de tu padre y no puedes verlas.

Pensativamente, el joven regresó a casa. Al ver a su padre lo miró a los ojos.
-¿Padre, es cierto que tú no eres un verdadero rey, sino sólo un mago?
-Sí, hijo mío, soy sólo un mago.
-Entonces el hombre de la playa es Dios.
-El hombre de la playa es otro mago.
-Debo saber la verdad, la verdad más allá de la magia
-No hay verdad más allá de la magia, respondió el rey.

Al príncipe lo invadió una gran tristeza. Dijo: entonces me mataré.

El rey, mediante la magia, hizo aparecer a la muerte. La muerte se detuvo en la puerta, llamando al príncipe. Éste se estremeció. Recordó las bellas, pero irreales islas y las irreales, pero bellas princesas.
-Muy bien, dijo… Puedo aceptar que tú seas mi mago.
-¿Ves, hijo mío?, dijo el rey: También tú ya comienzas a ser un mago

(John Fowles, En Bandler, R. y Grinder, J. 1994: 17 ss)


Y un poema para mi hija Belen


"Muy de vez en cuanto sucede que,
de aquello que respira o se expresa
en el vuelo de la hermosura,
se desprende algo de inefable y esencial.
Lo percibimos de inmediato
conteniendo el aliento
y lo denominamos
presencia."

Alejandra Pizarnik




Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
Pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.

Suenan las campanas que todavía puedan sonar.
Olvida tu ofrenda perfecta.
en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz.

LEONARD COHEN